Va Gendarmería a La Ruana, en Michoacán

Son más de 300 elementos de esa división de la Policía Federal los que se integrarán al operativo que se implementa en la entidad, para fortalecer los trabajos que realiza personal castrense.
Los gendarmes buscarán el acercamiento con la población, a fin de generar confianza.
Los elementos de la Gendarmería en Michoacán tendrán como objetivo proteger a la población y los ciclos productivos agrícolas. | Archivo (Cortesía Comisión Nacional de Seguridad)

Ciudad de México

Más de 300 elementos de las divisiones de Gendarmería y Fuerzas Federales de la Policía Federal se trasladaron a La Ruana, Michoacán, para fortalecer los trabajos que realiza el personal castrense y ministerial en esa zona de Michoacán.

El comisionado de la Policía Federal, Enrique Galindo Ceballos, informó que los elementos se integran al operativo que se implementa en la entidad con la instrucción de proteger a la población y los ciclos productivos agrícolas.

Para ello, las Divisiones referidas desplegarán esquemas de control y contención frente a delitos asociados a la delincuencia organizada en La Ruana, Buenavista y Cuatro Caminos.

Es de mencionar que los elementos de la Gendarmería Nacional participaron en el rescate, en Metapa, Chiapas, de nueve guatemaltecos, entre ellos un menor de edad, que eran víctima de trata de personas por parte de una célula delictiva que opera en esa zona fronteriza.

La ubicación de los extranjeros derivó de los trabajos de inteligencia y de investigación que realizaron los gendarmes, en coordinación con las divisiones de las Fuerzas Federales, Seguridad Regional, todos de la Policía Federal, y agentes chiapanecos.

El personal de las tres divisiones federales se trasladó a ese punto del país con base en una orden de colaboración que presentó la Procuraduría General de Justicia de Chiapas, relacionada con la averiguación previa PGJE/FETRAVI-M5TAP/426/2014, girada por la Fiscalía Especializada en Delitos de Trata de personas.

En Metapa, los agentes de la Policía Federal descubrieron en las proximidades de un bar a los migrantes, donde fueron rescatados.

Como resultado del operativo, los federales detuvieron a Didier Flores Ochoa, Silvia Deyanira Pérez Morán, Pablo Domínguez Barrios, Luis Felipe Juárez Pérez, Ana Patricia Javier Solís, e Ingrid Magalin Gutiérrez, quienes quedaron a disposición de la procuraduría estatal, quien en las próximas horas determinará su situación ministerial.

El Instituto Nacional de Migración (INM) fue enterado del rescate de las víctimas, a quienes la Policía Federal protegió bajo estrictas medidas de seguridad para garantizar su integridad física, y el respeto a sus derechos humanos.

El pasado 27 de agosto, la Gendarmería Nacional entró en funciones formalmente y comenzó a realizar sus labores en el municipio de Valle de Bravo, en el Estado de México; el 1 de septiembre, desplegó agrupamientos a Baja California, Chiapas, Guanajuato, Jalisco y Tamaulipas.