Se 'dispara' 461% delito de lesiones en 2013

Casos como el del aficionado rayado que golpeó a un hincha tigre se han vuelto comunes según el Semáforo del Delito.
En México, la violencia entre aficiones rivales ha sido problema de seguridad para la comunidad en general.
En México, la violencia entre aficiones rivales ha sido problema de seguridad para la comunidad en general. (Archivo / Carlos Rangel)

Monterrey

Hechos violentos como los de la edición 102 del Clásico Regio, donde un aficionado felino fue golpeado por un hincha rayado, son situaciones que presentan un aumento en su incidencia.

Según reportes, el fútbol no es el único impulsor de dichas agresiones, pues MILENIO digital registra en sus archivos situaciones semejantes desde la golpiza propiciada a un empleado de una aerolínea por el retraso de un vuelo; hasta reportes diarios de violencia familiar.

Casos similares a los expuestos por los medios de comunicación son registrados en el Semáforo del Delito que marca un aumento de 461 por ciento en las denuncias por agresiones que ponen en peligro la vida que llegan a la Procuraduría de Justicia del Estado.

Dicho apartado repuntó en un año, pues en 2012 fueron contabilizadas 80 lesiones, cifra que para 2013 se rebasó hasta llegar a las 449 agresiones de este tipo.

Es decir, los delitos de esta naturaleza se cuadriplicaron en un lapso de apenas 12 meses.

El pasado sábado, al término del juego de Tigres contra Rayados en el estado Tecnológico, un joven aficionado rayado golpeó hasta dejar inconsciente a un fanático del equipo contrario, y horas después lo presumió en su cuenta de Facebook.

Otro ilícito que registró estadísticas al alza es el de lesión culposa, pues de 2 mil 447 denunciadas en el 2012, la cifra se elevó a más del doble, cuantificando 4 mil 269 durante 2013, ante esto, el Semáforo del Delito reporta un incremento de 75 por ciento.

Este tipo de lesiones son descritas en el artículo 124 del Código Penal como el daño causado a otro individuo, ya sea en cuerpo o salud y se considera delito grave con multa de 60 a 120 días hasta privación de la libertad.

Por otra parte, el Semáforo demostró un aumento también en las riñas, pues acontecimientos protagonizados por pandillas como los reportados en julio del 2013, en el que un hombre fue asesinado de dos puñaladas en las calles de la colonia Barrio Puerta del Sol, también muestran un alza en su incidencia.

El reporte estadístico sitúa la cifra de 370 riñas durante 2013, número que se elevó en 23 por ciento, pues en 2012 se denunciaron sólo 302 acontecimientos similares.

A pesar de no ser consideradas graves, el estudio no deja de lado las lesiones que no ponen en riesgo la vida, apartado que también se muestran a la alza.

Se estima que 3 mil 813 personas fueron agraviadas durante el 2013, cifra que se mantuvo en los 2 mil 710 afectados a lo largo del 2012, esta diferencia responde a un aumento del 40 por ciento en dicha sección.

Organismos intermedios como Caintra, Coparmex y CCINLAC han advertido durante los últimos meses sobre incrementos en delitos no relacionados con el crimen organizado, como la violencia familiar, las violaciones.