• Regístrate
Estás leyendo: Dictan formal prisión contra tres policías
Comparte esta noticia
Sábado , 23.06.2018 / 19:46 Hoy

Dictan formal prisión contra tres policías

Los agentes Sergio Picasso Arteaga y Roberto Omar Cervantes Hernández, adscritos a la PF y Javier Israel Lerma Aranda, del Servicio de Protección Federal, fueron detenidos por posesión de droga.

Publicidad
Publicidad

Rubén Mosso

Un juez federal dictó auto de formal prisión contra dos agentes de la Procuraduría General de la República (PGR) y uno de la Comisión Nacional de Seguridad (CNS) que fueron detenidos con droga el pasado 23 de septiembre, tras una persecución y balacera con elementos de la Secretaría de Seguridad Pública del DF, incidente que dejó un federal muerto.

Los agentes federales Sergio Picasso Arteaga y Roberto Omar Cervantes Hernández, adscritos a la Policía Federal Ministerial (de PGR), y Javier Israel Lerma Aranda, del Servicio de Protección Federal (SPF de la CNS), estaban a bordo de una camioneta Toyota Tacoma sin placas, en una zona donde operan narcomenudistas, en la colonia Nueva Atzacoalco, delegación Gustavo A. Madero, Distrito Federal.

Cuando fueron abordados por elementos de la SSP-DF para saber qué hacían en el lugar, los agentes de la PGR y de la CNS no mostraron algún oficio que amparara y justificara su presencia.

Los policías capitalinos revisaron la camioneta de los federales y encontraron paquetes envueltos con cinta canela que contenían mariguana; los tres agentes y Francisco Javier Álvarez Moreno (de PGR) presuntamente dijeron que la droga se la habían decomisado a un grupo de narcomenudistas, pero argumentaron que no lograron detenerlos.

Cuando iban a ser detenidos por no justificar la posesión del enervante, ni el motivo de su presencia, los federales encañonaron a los policías preventivos y escaparon en el vehículo donde tenían la mariguana, dando inició a la persecución y balacera.

Picasso Arteaga, Omar Cervantes, Álvarez Moreno y Lerma Aranda dispararon en repetidas ocasiones contra los policías capitalinos para evitar ser capturados.

Durante la balacera, los elementos de la SSP-DF hirieron a Francisco Javier Álvarez, quien más tarde murió en el Hospital La Villa.

Los agentes federales se rindieron cuando los policías capitalinos recibieron apoyo de elementos de investigación y de la SSP-DF del Sector Pradera.

Los uniformados federales quedaron a disposición de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF), ésta última que presuntamente descubrió que el personal de la PGR como del SPF comenzó la agresión con la intención de huir con cuatro paquetes que contenían 39.5 kilos de mariguana.

Posteriormente, la Visitaduría General de la Procuraduría General de la República los consignó por su probable responsabilidad en la comisión de delitos contra la salud y, también, otros previstos en la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos.

Por su parte, Rubén Noguera Gregoire, juez Décimocuarto de Distrito de Procesos Penales Federales en el Distrito Federal con residencia en el Reclusorio Preventivo Sur, dictó auto de formal prisión a los tres procesados por los delitos de: posesión de marihuana con fines de comercio (venta), disposición indebida de armas con que se haya dotado a los cuerpos de policía federales, portación de arma de fuego sin licencia; asimismo, portación de arma de fuego de uso exclusivo de las fuerzas armadas.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.