Detienen en Texas al hijo de Osiel Cárdenas

El hijo del ex jefe del cártel del Golfo fue arrestado en Brownsville por posesión ilegal de un arma; les dijo a los policías que era agente del Servicio del Alguacil de EU y mostró una placa.

México

La Policía de Brownsville, Texas, en Estados Unidos, detuvo a Osiel Cárdenas Jr., hijo del ex líder del cártel de Golfo, Osiel Cárdenas Guillén.

Cuando la policía trató de arrestarlo, Cárdenas Jr. les dijo que era agente del Servicio del Alguacil de EU y les mostró una placa.

Agentes del Departamento de Policía de Brownsville arrestaron a Cárdenas Jr. en un bar de esa ciudad la noche del martes, luego de que una persona en el lugar lo observó en posesión de un arma y llamó para reportarlo.

J. J. Treviño, vocero de la Policía de Brownsville, explicó que cuando la policía trató de arrestarlo, Cárdenas Jr., les dijo que era agente del Servicio del Alguacil de Estados Unido (U.S. Marshall), y les mostró una placa.

De acuerdo con información divulgada por la policía de la localidad texana, Cárdenas Jr. enfrenta cargos por posesión ilegal de arma de fuego y por dar un reporte falso a las autoridades.

En México, ninguna autoridad dijo tener confirmada la detención del junior, pero aclararon que no es considerado un delincuente de alta peligrosidad como su padre.

Según la información, Cárdenas Jr. ya había sido detenido en 2015, cuando fue sorprendido con un vehículo que transportaba municiones de diversos calibres; en esa ocasión se le sentenció a diez meses de prisión y a tres años de libertad condicional.

Cárdenas Jr. ya había sido detenido en 2015, cuando fue sorprendido con un vehículo que transportaba municiones de diversos calibres.

En marzo de 2003, elementos del Ejército detuvieron a Osiel Cárdenas Guillén, quien tomó el poder del cártel del Golfo tras la caída de Juan García Ábrego.

A unos meses de la llegada del presidente Felipe Calderón, el capo y otros conocidos narcotraficantes fueron extraditados a Estados Unidos. Hoy, Cárdenas Guillén enfrenta una pena de 25 años de prisión.

Desde que Cárdenas Guillén tomó el poder del cártel del Golfo, comenzó a reclutar a elementos del Ejército que pertenecían al Grupo Aeromóvil de las Fuerzas Especiales (GAFES), quienes se ocupaban de su protección y de ser el brazo armado del cártel, denominándose Los Zetas.

El pasado 21 de febrero, un juez federal ordenó la liberación del sobrino de Cárdenas Guillén, José Alfredo Cárdenas Martínez, El Contador, actual líder del cártel del Golfo.

El Contador abandonó el Centro de Justicia Penal Federal del Altiplano, en Almoloya de Juárez, Estado de México, porque los elementos de la Secretaría de Marina que lo capturaron desconectaron las cámaras del domicilio del presunto delincuente para no dejar rastro de cómo ocurrió el operativo. Nunca fue ingresado a un penal federal.