Absuelven a últimos detenidos por trata en bar Calígula

Carlos Landa, presidente de la Asociación de Bares y Centros Nocturnos, dijo que con esta acción se confirma que los negocios afiliados a organización no promueven ninguna actividad ilícita.
Carlos Landa, presidente de la Asociación de Bares y Centros Nocturnos, detalló que los últimos seis trabajadores del bar Calígula a los que se siguió proceso fueron absueltos.
Carlos Landa, presidente de la Asociación de Bares y Centros Nocturnos, detalló que los últimos seis trabajadores del bar Calígula a los que se siguió proceso fueron absueltos. (José Antonio Belmont)

Ciudad de México

Fueron absueltos los últimos seis trabajadores del bar Calígula detenidos por la Procuraduría General de Justicia del DF por el delito de trata de personas agravada, en febrero de 2014.

A poco menos de un año del operativo en donde detuvieron a 25 personas, un juez determinó la inocencia de todos estos trabajadores, dio a conocer Carlos Landa, presidente de la Asociación de Bares y Centros Nocturnos.

En conferencia, el también abogado explicó que se determinó que no existían elementos para incriminar a estas personas que trabajaban en este inmueble ubicado en Insurgentes Sur y Xola, en la colonia Roma.

Recordó que inicialmente la juez 56 penal del Reclusorio Oriente determinó su inocencia; sin embargo, el Ministerio Público apeló la resolución y tras ser analizada se resolvió su no procedencia y enseguida se ordenó la libertad de los imputados.

"Con este resultado se confirma lo que hemos venido sosteniendo desde el año pasado en el sentido que los negocios afiliados a la asociación, así como sus trabajadores y sus bailarinas no cometemos ni promovemos ninguna actividad delictiva.

"Estamos seguros que el baile erótico es una actividad lícita que puede ser reconocida y regulada, y las personas que dependen del mismo dejarán de ser perseguidas y criminalizadas", consideró Landa.

En febrero de 2014, la Fiscalía Central de Investigación para el Delito de Trata de Personas, a cargo de Juana Camila Bautista, llevó a cabo un operativo en el Men's Club Calígula, el cual fue cuestionado por bailarinas y empleados debido al uso desmedido de la fuerza y falsas acusaciones.

Por lo que Mónica Salazar, representante del Colectivo contra la Trata de Personas, aclaró que este caso no está cerrado debido a que las comisiones de Derechos Humanos tanto federal como local, realizan investigaciones, ya que, dijo, quedaron al descubierto violaciones graves a los derechos de los detenidos.

"Principalmente es presunción de inocencia hacia las y los empleados, todos los derechos consagrados en la Ley General de Atención a Víctimas de Trata a las chicas fueron violentados.

"Si bien todos los protocolos internacionales establecen que es muy difícil que una víctima de trata se autoidentifique, la mayoría de los casos de trata a nivel nacional establecidos en el Protocolo de Palermo, hablan del sometimiento y la fuerza.

"En estos casos muchas chicas al momento de la intervención aseguraban que no estaban en una situación de trata, exigían la identificación de las y los oficiales, lo cual no se realizó y en muchos casos hubo tratos crueles e inhumanos", aseveró.

Landa aseveró que aproximadamente 60 empleados de otros establecimientos siguen en prisión por el mismo ilícito, de quienes, dijo, la mayoría se trata de padres y madres de familia que desarrollaban trabajos como meseros, garroteros, boleteras, maquillistas o encargadas del vestíbulo de bailarinas.