Buscan retirar tentativa de homicidio de cargos de los 11 detenidos

La defensa de los jóvenes detenidos en el Zócalo dijo que busca que alcancen su libertad bajo fianza y agregó que las autoridades no los han logrado identificar como integrantes de los encapuchados.
Después de la marcha pacífica del 20 de noviembre por los 43 normalistas desaparecidos, se registraron enfrentamientos entre policías y manifestantes en el Zócalo.
Después de la marcha pacífica del 20 de noviembre por los 43 normalistas desaparecidos, se registraron enfrentamientos entre policías y manifestantes en el Zócalo. (Cuartoscuro)

Ciudad de México

La defensa de los 11 jóvenes detenidos en el Zócalo tras la manifestación del 20 de noviembre por los 43 normalistas de Ayoztinapa desaparecidos dijo que buscará que les sea retirado el cargo de tentativa de homicidio, que es el más grave, para que puedan alcanzar su libertad bajo fianza.

"Una de las valoraciones y argumentaciones que estamos haciendo es desvirtuar los delitos que se les están imputando, desvirtuar el de tentativa de homicidio, que es el más grave para que ellos, en su momento, puedan alcanzar su libertad aun cuando fueran sujetados a proceso", dijo David Peña, uno de los abogados de los jóvenes.

En entrevista con Azucena Uresti, para Milenio Televisión, el litigante señaló que los elementos con los que la Procuraduría General de la República acusa a sus clientes son débiles en términos jurídicos y de análisis judicial, "incluso algunos no tienen que ver con los hechos, son de contexto y análisis político".

Dijo que entre estos elementos se encuentra el de que las detenciones en el Zócalo fueron hechas por policías federales, de acuerdo con las autoridades, pero que en videos y otras evidencias muestran que fue por parte de granaderos de la SSPDF.

Además, mencionó que la procuraduría también presenta un informe sobre la presencia de grupos de encapuchados a nivel nacional y la presencia de varios de éstos en el Distrito Federal, pero sin relacionar a alguno de los 11 detenidos con estos grupos.

Cuestionado sobre si sus clientes participaron en los disturbios, David Peña dijo que no se ha logrado identificar a ninguno en una agresión directa contra los policías.

Entre las pruebas que aportarán serán videos y testimonios, además de demostrar que fueron detenciones arbitrarias y con uso excesivo de la fuerza.

La situación jurídica de los 11 jóvenes, entre ellos un chileno, se definirá el sábado, luego de que su defensa solicitara la duplicidad del término constitucional para ofrecer pruebas de descargo que les permita recuperar su libertad.