Descartan que detenido en Terán sea jefe de grupo de la delincuencia organizada

Marco Antonio Solís y una mujer identificada como Isabel Pérez Zamarripa son acusados de cometer asaltos en las carreteras y robar ganado.

Monterrey

Autoridades investigadores con destacamento en la región citrícola descartaron que el sujeto detenido junto con una mujer en medio de una persecución e intercambio de balazos durante la tarde de este viernes en el municipio de General Terán, se haya tratado de un jefe de plaza de algún grupo delictivo.

Marco Antonio Solís Montes, de 29 años, y una mujer identificada como Isabel Pérez Zamarripa, de 40 años, ambos con domicilio en la calle Álvaro Obregón número 511 en el municipio de Cerralvo, resultaron ser presuntos integrantes de una banda dedicada al robo y asaltos en carreteras de los alrededores de esta localidad.

Aunque se había establecido que Solís Montes podría ser integrante de un grupo delictivo, finalmente se dio a conocer que este sujeto era buscado por la Policía Ministerial desde hace varios meses, ya que presuntamente dirigía a una banda de ladrones, principalmente de ganado, que operaba en Cerralvo, así como en municipios como Los Ramones y General Terán.

La detención de la pareja se realizó al filo de las 18:00 del viernes sobre el camino que conecta a General Terán con el municipio de Cadereyta a la altura del Rancho California. Ambas personas viajaban a bordo de un vehículo tipo Grand Marquis en color gris con placas de Texas cuando fueron interceptados por agentes ministeriales que ya los seguían de cerca.

Para evitar ser detenido, Marco Antonio Solís trató de darse a la fuga y se inició una persecución en la que, según vecinos de comunidades como California y la Laguna, los ministeriales dispararon para finalmente efectuar el arresto del presunto delincuente y de la mujer que lo acompañaba.