Destruyen 16 sembradíos de mariguana en Chihuahua

La Fiscalía General del Estado informó que la destrucción de estos plantíos se suma a los 11 quemados el martes, lo que implicó una pérdida de 223 millones de pesos para el crimen organizado.
Mediante estas acciones se debitaron las finanzas del crimen organizado, al perder más de 223 millones de pesos en menos de una semana.
Mediante estas acciones se debitaron las finanzas del crimen organizado, al perder más de 223 millones de pesos en menos de una semana. (Especial)

Chihuahua

U n total de 16 sembradíos de mariguana fueron destruidos por agentes ministeriales en las comunidades de San Uriel y San Felipe de Jesús de Valle de Zaragoza, Chihuahua, además de que se destruyeron también 7 campamentos y un centro de empaquetamiento.

La Fiscalía General del Estado (FGE) dio a conocer que la destrucción de estos plantíos se suman a los 11 plantíos que se localizaron también en el poblado de San Felipe de Jesús, el pasado martes 28 de julio, donde se destruyó una superficie de 9.2 hectáreas de 'hierba'.

Mediante estas acciones se debitaron las finanzas del crimen organizado, al perder más de 223 millones de pesos en menos de una semana, luego de que integrantes de un comando ejecutaran al titular de policía de esta localidad y a dos de sus agentes.

"La localización y destrucción de los plantíos de mariguana tiene vínculos con las detenciones de dos personas que se registraron esta semana, así como el aseguramiento de vehículos con reporte de robo, armamento y droga", informó la FGE.

Detalló que durante la tarde de este viernes y la madrugada de este sábado, los agentes de la Policía Estatal Única (PEU), coordinados con el grupo especial de reacción y con apoyo aéreo, realizaron recorridos estratégicos en las comunidades de esta región.

En la comunidad de San Felipe de Jesús se destruyeron 3 plantíos con una superficie de 4.6 hectáreas, dos campamentos y 3 secaderos de droga, asimismo se aseguraron varios uniformes tácticos tipo militar, mientras que en el poblado de San Uriel, se destruyeron: 13 plantíos -7 de ellos tenían plantaciones de inicio y con matas entre los 80 centímetros y un metro de altura-.

Allí mismo se aseguraron 88 kilos de semilla de cannabis, 8 costales de 40 kilos cada uno con fertilizante, 4 costales con mariguana procesada y se destruyeron cinco campamentos y 4 secaderos.

"En San Uriel se localizó un sofisticado sistema de riego que abastecía de agua a los plantíos desde manantiales naturales. El vital líquido se hacía llegar con mangueras de poliducto atadas a las faldas de los cerros hasta el sistema por goteo a cada uno de los surcos de los plantíos.

"Asimismo, en lo alto de uno de los cerros, se ubicó una prensa de empaquetamiento de mariguana, lo cual evidencia que los guardianes de los plantíos ya tenían planeado huir del lugar ante la fuerte presencia de centenares de agentes de la fiscalía en esa zona", explicaron.

Por último, los agentes del Operativo Zaragoza cortaron e incineraron cada una de las plantas del enervante, así como los campamentos y el centro de empaquetamiento.

"Se trabaja en dos vertientes: la primera: desmantelar con toda la actividad delincuencial en esa zona, y la segunda: localizar al resto de los responsables del asesinato de los tres agentes municipales registrado en días pasados en esta localidad", concluyó la FGE.