Normalistas queman patrulla y ambulancia en Guerrero

Los estudiantes atacaron la dirección de Seguridad Pública de Tixtla donde quemaron una ambulancia, una patrulla y retuvieron por al menos una hora a cuatro policías preventivos.

Chilpancingo, Guerrero

Estudiantes de la Normal Rural Isidro Burgos en Ayotzinapa, atacaron la dirección de Seguridad Pública de Tixtla, quemaron una ambulancia, una patrulla y retuvieron alrededor de una hora a cuatro policías preventivos y los despojaron de sus armas de cargo.

David Martínez Valadés, síndico del cabildo tixtleco, informó que alrededor de las 13:00 horas, un grupo de estudiantes de la Normal Rural llegaron a las instalaciones de la Dirección de Seguridad Pública Municipal (SSPM), sin existir razón aparente se lanzaron contra el inmueble con bombas molotov.

En la el ataque incendiaron una patrulla de la Fuerza Estatal, una ambulancia y dañaron al menos cinco motocicletas.

También atacaron la dirección de Protección Civil Municipal, cuyo personal se replegó hasta que los jóvenes se retiraron.

De la comandancia de la Policía Preventiva sustrajeron a cuatro elementos, a los que despojaron de sus armas de cargo y se los llevaron sin especificar a donde. A las 14:30 horas, los elementos que faltaban se reportaron en su comandancia general.

El Sindico David Martínez se dijo sorprendido por los hechos, ya que hasta el momento, los integrantes del cabildo han sido solidarios con la Normal Rural de Ayotzinapa y los padres de los desaparecidos.

Antimotines recuperan autobús y pipa en poder de normalistas

Al menos 200 policías antimotines interceptaron a normalistas de Ayotzinapa sobre la carretera federal Chilpancingo-Tixtla, a punta de golpes les despojaron de una pipa de combustible de 53 mil litros y de un autobús de pasajeros que mantenían en su poder.

Alrededor de las 12:00 horas, un grupo de 200 elementos de la policía del estado se concentró en el punto conocido como Tierras Prietas, en donde pasarían alrededor de 40 estudiantes de Ayotzinapa con una pipa de combustible en su poder.

Pasaron cerca del hospital general Raymundo Abarca Alarcón, en donde los uniformados ya estaban parados sobre la cinta asfáltica, quienes al tenerlos a la vista interceptaron el autobús y lanzaron gases lacrimógenos para dispersarlos.

Los jóvenes saltaron por las ventanas de la unidad y trataron de ponerse a salvo.

En la retirada, los policías detuvieron a tres estudiantes y jalonearon al reportero gráfico Edgar de Jesús, corresponsal de la agencia Xinhua, a quien exigieron que dejara de captar las imágenes de lo que sucedía.

La pipa de 53 mil litros y el autobús fueron recuperados por la policía del estado, mientras que el resto de los normalistas se retiraron a bordo de unidades particulares.