74% de desapariciones en Cuauhtémoc, con Duarte

El gobernador de Chihuahua afirma que de los 309 casos, 99 por ciento ocurrió antes de 2010; asegura que los que sucedieron después, todos, excepto uno, han sido resueltos.
El mandatario chihuahuense, en el acto donde la Comisión Estatal de Derechos Humanos presentó su informe.
El mandatario chihuahuense, en el acto donde la Comisión Estatal de Derechos Humanos presentó su informe. (Norma Ponce)

Chihuahua

Al referirse al caso de 309 desaparecidos en el municipio de Cuauhtémoc que dio a conocer MILENIO, el gobernador de Chihuahua, César Duarte, afirmó que 99 por ciento de las desapariciones ocurrió antes de 2010, cuando empezó su gobierno. Es decir, que solo uno por ciento ha sucedido en su gestión, dijo.

La información que dio el gobernador chihuahuense en la sede del Congreso estatal es incorrecta: 74 por ciento de los casos sucedió entre 2010 y 2015, en el periodo de su gobierno, de acuerdo con los datos oficiales asentados en el Registro Nacional de Datos de Personas Extraviadas o Desaparecidas (Rnped) del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública del gobierno federal.

Esta es la lista oficial del registro:

—Entre 2002 y 2007 solo hubo ocho casos.

—En 2008, 26.

—En 2009, 46.

—En 2010, 49.

—En 2011, 64.

—En 2012 se incrementaron hasta 72 las desapariciones (seis al mes, en promedio, el peor año).

—En 2013 hubo 9 casos.

—En 2014, 22.

—Y en 2015, únicamente hasta junio (el registro tarda en actualizarse), hubo 11 casos.

En dos registros (de mujeres) no se especifica la fecha de las desapariciones.

De esta forma, las desapariciones entre 2010 y 2015, durante el gobierno de Duarte, fueron 227, que representan 74 por ciento de las 307 que tienen año de registro en el Rnped.

Duarte también afirmó que del total de desapariciones que se ha registrado en Cuauhtémoc, todas salvo una han sido resueltas con ayuda de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos.

Según las organizaciones consultadas en los reportajes de MILENIO, como Amnistía Internacional, que realizó un estudio sobre Cuauhtémoc en el que documentó 351 desapariciones, y el Centro de Derechos Humanos para las Mujeres (Cedehm), que representa legalmente a 128 expedientes de desaparecidos en el mismo municipio, ni un solo caso ha sido resuelto.

Se han encontrado cuerpos en fosas, pero no se ha determinado quién perpetró ni por qué esos casos que no están incluidos en los más de 300 citados.

Fue durante el informe anual de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, cuando el mandatario estatal hizo sus aseveraciones. Ahí expresó que la organización y la eficacia para investigar fueron fundamentales para reducir el número de desapariciones en su Estado (que tiene un registro ante el Rnped de mil 698 casos).

La declaración literal sobre el caso Cuauhtémoc y los reportajes de MILENIO hecha por Duarte fue esta:

“En relación a un informe periodístico de una región de nuestro querido Chihuahua, Cuauhtémoc, en donde se establecían más de 300 desaparecidos, que son los que se demanda en esta región esclarecer sus condiciones, hay que decirlo con todas sus letras: 99 por ciento fueron antes del 2010 y los que han sucedido en este tiempo, con excepción de un solo caso que está en investigación, todos han sido resueltos con los responsables consignados y en recaudo de las prisiones estatales”.

Duarte terminó así su referencia al caso Cuauhtémoc y a los reportajes de MILENIO publicados lunes y martes:

“Pareciera que los esfuerzos de los chihuahuenses se opacan ante una realidad que vivimos difícil, pero una realidad que con una gran decisión hemos logrado retomar, remontar y con ello generar nuevas condiciones”.

:CLAVES

PROPONEN EXPULSIÓN

El Consejo Político del Partido de la Revolución Democrática en Morelos resolvió solicitar ante los órganos jurisdiccionales la expulsión del presidente municipal de Tlaquiltenango, Enrique Alonso.

En sesión plenaria, el organismo acordó también que se inicie el proceso de expulsión del senador Fidel Demédecis y se abra una investigación sobre los dos perredistas.

El acuerdo de expulsión que se solicitará al PRD nacional fue por considerar que la actuación del alcalde y el legislador ha traído inestabilidad e ingobernabilidad en los municipios de Tlaquiltenango y Temixco.