Campa: la desaparición forzada, principal reto de México

El subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación dijo ante la CIDH, en Panamá, que el gobierno está obligado a romper las cadenas de impunidad.
Roberto Campa, subsecretario de Derechos Humanos en la Secretaría de Gobernación.
Roberto Campa, subsecretario de Derechos Humanos en la Secretaría de Gobernación. (Óscar Rodríguez)

México

Roberto Campa, subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, reconoció ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que la desaparición forzada es el "reto principal que tenemos en México, porque es un delito con enorme impacto social y que causa un profundo dolor entre las familias".

Al participar en el 159 Periodo de Sesiones de la CIDH, en Panamá, Campa destacó que "México tiene un problema relacionado con la desaparición de personas, ya sea por particulares, autoridades del Estado o por particulares con asistencia de autoridades".

En su intervención estableció que "estamos obligados a romper las cadenas de impunidad, solo así podremos revertir esta situación terrible que significa la desaparición de personas en el país".

Actualmente, dijo, se trabaja en materia legislativa para que los agentes del Estado "no sean nunca más parte de una violación tan grave, como lo es el delito de desaparición forzada de personas.

"No hay razón que justifique la desaparición de persona alguna", por eso el gobierno asumió el compromiso de generar acciones y mecanismos para prevenir, erradicar y sancionar esa conducta.

En ese sentido, el funcionario se comprometió a reunirse esta semana con las organizaciones civiles para tratar el tema de la ley de víctimas.

"La consulta sobre la ley corresponde al Senado, pero ahora anunciamos el compromiso de trabajar de manera coordinada", puntualizó.

Por su parte, representantes de las organizaciones de la sociedad civil expusieron que hay 29 mil desaparecidos y solicitaron el compromiso del Estado para transitar a un método de dictaminación de la Ley General de Desaparición Forzada que permita la retroalimentación de propuestas, dote de un ritmo más acelerado de trabajo y de un acuerdo donde participe a la par el Senado, el Ejecutivo y los representantes de los colectivos agrupados en el Movimiento por Nuestros Desaparecidos en México.

Además del compromiso del Estado por coordinar esquemas de protección de familiares de personas desaparecidas, en riesgo y, particularmente, de manera preventiva en el contexto de las Brigadas Nacionales de Búsqueda.

Otra audiencia del Estado ante la CIDH fue sobre el tema de desplazamiento, en ésta las organizaciones de la sociedad civil denunciaron que faltan acciones para atender el fenómeno y solicitaron se reconozca el término "desplazamiento forzado".

Campa respondió los argumentos de las organizaciones y enfatizó que "si cualquier cambio de domicilio por motivos de seguridad será desplazamiento forzado van a tener que revisar sus estadísticas.

"Hay que dejar los asuntos aritméticos y concentrarnos en proteger los derechos humanos y las reformas y modificaciones, las propuestas están cerca de conseguirse esta semana en la Cámara de Diputados. En la ley general de víctima se reconocen estos derechos, por eso es necesario sentarnos y revisar la política pública", expresó.


jbh