Por desaparición, detienen a 4 agentes de Fuerza Civil de NL

Los agentes, quienes cometieron la presunta desaparición el pasado 31 de mayo, fueron internados en el penal del Topo Chico a la espera de que el juez defina su situación legal.
Cuauhtémoc Antúnez, secretario de Seguridad de la entidad.
Cuauhtémoc Antúnez, secretario de Seguridad de la entidad. (Roberto Alanís)

Nuevo León

Pese a que han presumido que Nuevo León es de los más avanzados en el nuevo sistema de justicia penal, la Procuraduría General de Justicia informó sobre la aprehensión de cuatro efectivos de Fuerza Civil por el delito de desaparición forzada en perjuicio de José Ever Eloy Carranza Flores, de quien no se supo su paradero desde el pasado 31 de mayo.

Los efectivos que cometieron la presunta desaparición responden a los nombres de Juan Carlos Serrato Limones, Edwin Gerardo Torres Rubio, Juan Antonio Mejía García y Luis Fernando Romo Alcántara.

En rueda de prensa, el procurador Roberto Flores, y el general Cuauhtémoc Antúnez, secretario de Seguridad, se dio a conocer que el pasado 1 de junio se denunció de manera anónima la desaparición de Carranza.

Flores relató que al filo de las 3 horas del 31 de mayo los cuatro policías arribaron al domicilio de Carranza en la colonia Fomerrey 33, municipio de San Nicolás, del cual sacaron a la víctima, a quien seguían con anterioridad.

A partir de ahí, según el procurador, los uniformados maltrataron al sujeto a bordo de la unidad 992, la cual, según en entrevistas a los involucrados, reconocieron que sí se encontraban cerca del lugar.

Sin embargo, no detallaron la causa o motivo de la desaparición, y argumentaron que dicha información es parte de la carpeta de investigación y no puede ser revelada.

"Una vez integrada la carpeta judicial, el 11 de junio de 2016 se solicitó y se obtuvo orden de aprensión contra cuatro elementos de Fuerza Civil, por el delito de desaparición forzada de personas previsto en el artículo 432 del Código Penal del Estado", informó el procurador.

Flores adelantó que dicho delito prevé sanciones que van de 15 a 40 años de prisión y multa de 4 mil a 8 mil cuotas.

Asimismo, resaltó que esta es la primera orden de aprehensión que se da contra efectivos de Fuerza Civil en la actual administración.

Flores explicó que el viernes pasado se reportó el hallazgo de un cuerpo sin vida del sexo masculino en un lote baldío del municipio de Guadalupe, lugar al que acudió personal de la agencia del Ministerio Público a rastrear la zona para recabar las evidencias.

Señaló que se llevan a cabo las pruebas de ADN para saber si es el cuerpo de Carranza.

"En caso de resultar positiva la investigación, el gobierno brindará apoyo total a la familia", refirió.

Informó que los integrantes de Fuerza Civil ya se encuentran internados en el Penal del Topo Chico, a disposición del juez de control, quien en las próximas horas resolverá la situación jurídica.

Flores dijo desconocer si la víctima tenía antecedentes delictivos para que se actuara en su contra.

A su vez, el secretario de Seguridad comentó que independientemente del caso, la actuación de los policías no es justificada, ya que no actuaron conforme al nuevo sistema de justicia penal, y adelantó que en su corporación no habrá impunidad.

Al reconocer que las autoridades deben generar mayores acciones en materia de búsqueda de desaparecidos, Flores señaló que analizará el regreso de las recompensas económicas a quien proporcione información.

Claves

Once responsables

- La procuraduría de justicia de Nuevo León dio a conocer que tiene identificados a 11 presuntos responsables de la muerte de tres internos en el penal del Topo Chico ocurridas el pasado 1 de junio.

- La dependencia informó que se recabaron entrevistas a internos que presenciaron los hechos, y no a través de videos, como trascendió en algunos medios en días pasados.

- El procurador Roberto Flores agregó que el pasado viernes se solicitaron las órdenes de aprehensión de los 11 reos involucrados y fueron concedidas por el delito de homicidio calificado.