PGJE emite recomendaciones en caso de desaparición

La Procuraduría de Justicia del Estado dijo que en estos casos el tiempo es vital. Es importante avisar a familiares y amigos, en caso de no encontrarse ahí inmediatamente poner la denuncia.
Cualquier información que ayude a localizarlo, favor de reportarla a los teléfonos: 066 ó (844) 4 15 38 14.
Se recomendó que cuando un menor no sea localizable se presenten a la Agencia del Ministerio Público de Desaparecidos (Milenio Digital )

Torreón, Coahuila

La Agencia Investigadora del Ministerio Público de Desaparecidos emitió una serie de recomendaciones en caso de que un menor de edad no sea localizable, por lo que tendrán que considerar el tiempo que transcurre, ya que es el factor más importante después de que un niño o adolescente desaparece.

En caso de que los padres detecten algún comportamiento extraño en sus hijos y se tenga la sospecha de que quiera salir huyendo, es necesario acudir a la Procuraduría de la Familia.

Las autoridades ministeriales de la Procuraduría de Justicia de Coahuila explicaron que en el momento que desaparece un menor de edad es importante avisar a familiares y amigos para que se aboquen a la tarea de localizarlo y en caso de no ubicarlo interponer la denuncia por la desaparición de la persona en las oficinas de la dependencia.

Los afectados pueden avisar a las autoridades ministeriales en el momento que desaparece o un par de horas después y determinar la decisión de interponer la denuncia.

Se recomendó que cuando un menor no sea localizable, sin dudarlo se presenten a la Agencia del Ministerio Público de Desaparecidos, ya que ésta cuenta con una Unidad de Búsqueda que está integrada por elementos de la Policía Investigadora, además envían toda la información con respecto al desaparecido a Saltillo y a la Ciudad de México, en donde se activa la Alerta Amber en todo el país con la finalidad de localizarlo.

En caso de que los padres detecten algún comportamiento extraño en sus hijos y se tenga la sospecha de que quiera salir huyendo, es necesario acudir a la Procuraduría de la Familia, esta dependencia podría acoger al menor de edad y trabajar psicológicamente.