Grupo Vida se reúne con titular de la PGR

Silvia Ortiz, presidenta de Víctimas por sus Derechos en Acción, informó que la reunión con Arely Gómez dejó a desear ya que solo les otorgó media hora y llegó retrasada.
Silvia Ortiz, presidenta de Grupo Vida.
Silvia Ortiz, presidenta de Grupo Vida. (Milenio Digital)

Ciudad de México

Hacia finales de septiembre del año presente el grupo Vida, encabezado por Silvia Ortiz, lanzó una petición para que Fernando Olivas Jurado, actual delegado de la Procuraduría General de la República (PGR), fuera revocado de su puesto. Asimismo solicitaron a las oficinas centrales que lleven las investigaciones actuales de la instancia federal.

La presidenta del Grupo Vida se reunió junto con nueve familias de otros colectivos en la Ciudad de México con la titular de la PGR, Arely Gómez.

En esta reunión se otorgaron las medidas para todos los expedientes de investigación que se encuentran en la delegación de PGR y en Grupo Vida sean llevados a la Ciudad de México en donde se harán las investigaciones correspondientes que, por lo pronto, fue lo que lograron como medida de protección.

La inconformidad con el actual Fernando Olivas se debe a su desempeño en su antiguo puesto en la Procuraduría General de Justicia del Estado.

Sin embargo, la junta no dejó del todo conformes a las organizaciones ya que "eran como nueve familias y teníamos media hora para hablar, es decir dos minutos cada una. No hubo tiempo de explicar bien todo. Aunque finalmente ella (Arely Gómez) se retrasó un poco de su 'otro' compromiso", expone Silvia Ortiz.

Con respecto a su petición principal, la de derogar a Fernando Olivas de su actual puesto, la titular de la PGR asegura que pasó todos los exámenes de control y confianza. A su vez asevera que se realizó una completa investigación del trabajo del delegado y que "todo salió perfecto", señaló la titular.

Esta investigación no convenció del todo a la presidenta del Grupo Vida, ya que no se le mostraron evidencias de ella. Además argumenta que la investigación se hizo solo con sus allegados y no con los ciudadanos, quienes son "a los que realmente habría que consultar", recalca la presidenta.

Debido a esta inconformidad, la titular de la PGR agregó que los delegados nuevos están durante tres meses a prueba y a Fernando Olivas le queda solo uno, despues de eso tiene que rendir cuentas para quedarse con el puesto. Este argumento no terminó de convencer al Grupo Vida.

La inconformidad con el actual Fernando Olivas se debe a su desempeño en su antiguo puesto en la Procuraduría General de Justicia del Estado.

"Su actuar como delegado de la PGJE no fue excelente. Hubo familias que fueron re victimizadas. Hubo situaciones que me gustaría guardarme y que, sin embargo, se le entregaron a la procuradora", explica Ortiz.

En los siguientes días al Grupo Vida se le hará llegar la minuta de lo que se habló, los acuerdos a los que se llegaron y cada 15 días se les dará seguimiento de cada detalle.