Habrá denuncias penales por agresiones a defensores: Prodh

Luego de la marcha por el 2 de octubre, se demuestra que los "policías siguen sin la capacitación y supervisión para realizar operativos sin recurrir a violaciones de derechos humanos", acusan.

Ciudad de México

Luego de que cinco defensores fueran violentados por policías de la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal en la marcha conmemorativa por la matanza del 2 de octubre, y que dos de ellos resultaran con heridas, el Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín PRO Juárez A.C (Prodh) anunció que presentará una denuncia en la Procuraduría General de Justicia del DF contra los uniformados.

En conferencia de prensa, el director del Centro, Juárez José Rosario Marroquín, informó que los hechos ocurrieron a las 19:15 de la noche, cuando los observadores se retiraban de la manifestación y pudieron constatan que policías de la SSPDF detenían “arbitrariamente y golpeaban a un joven”.

Por lo que los defensores, Aracely Olivos, Xosé R. Figueroa, Simón Hernández, Quetzalcoatl Fontanot y Víctor Carlos Banda comenzaron a documentar las agresiones, junto con miembros de la Liga Mexicana por la Defensa de los Derechos Humanos (Limedh) y representantes de los medios de comunicación, lo cual provocó agresiones directas en su contra por parte de los granaderos.

Los policías rodeador y tiraron al suelo a Víctor y “le propinaron una brutal golpiza, provocándole lesiones graves”, aseguró el Centro Prodh.

Su compañero Quetzalcoatl intervino para parar las agresiones, no sin antes haberse identificado como defensor, pero la única respuesta que obtuvo fueron más golpes de varios granaderos, incluyendo un mando policiaco.

Simon, también fue agredido, pero sin lesiones, cuando evitó la detención de una reportera que fue encapsulada por varios granaderos. En el intento, fueron agredidos por policías del DF, acusó el director del Centro Prodh.

Los cinco defensores lograron documentar la “actuación ilegal de la SSPDF” durante la marcha conmemorativa del 2 de octubre, en diversos intentos, tanto para encapsular a manifestantes como el uso de gas lacrimógeno y polvo extintor; detenciones arbitrarias por personas vestidas de civil, que actuaban en grupos de 4 a 5 personas, algunos encapuchados y con toletes y coordinados con los granaderos.

En la conferencia de prensa, también estuvieron presentes Adrián Ramírez, de la Liga Mexicana por la Defensa de los Derechos Humanos (Limedh), Dario Ramírez, director de Artículo 19, Agniezka Raczynska, secretaría ejecutiva de la Red TDT, y Víctor Hugo Carlos, del área de educación de Prodh.

Durante su participación, Adrián aseguró que “fuimos testigos de que los policías se burlaban” de las personas, con sus escudos los empujaban y echaban maldiciones: “presionaron hasta que se generó la violencia”.

Denunció que durante la marcha, los elementos de seguridad lanzaban gases lacrimógenos hacia la cara de los inconformes, para causar daños, ya que su uso es dirigirlos a los pies, además, los policías usaron balas de goma, una de las cuales mostraron en la conferencia.

Por lo que espera sean castigados los responsables, y dijeron, aportarán la documentación que obtuvieron durante las agresiones en la movilización del pasado miércoles.

Víctor Hugo Carlos, uno de los cinco defensores “agredidos físicamente por policías de la Secretaría de Seguridad del DF” dijo en la conferencia que él y sus compañeros fueron plenamente identificados con chaleco y gafete a la marcha.

Agregó que los visitadores estuvieron desde el inicio hasta el fin de la movilización y en diferentes puntos, por lo que fueron “testigos de que los granaderos cerraban el paso a los contingentes pacíficos”.

Durante su participación, Dario Ramírez, Director de ARTICLE 19, dijo que “hoy estamos hablando de defender libertades, en este sentido nadie debe de estar contento de lo que sucedió ayer, de ninguna maneja justificamos ningún tipo de violencia”.

Aseguró que ellos se solidarizan con los manifestantes, defensores, periodistas, pero también con los policías heridos en la marcha, pero que “no es lo mismo que el Estado agredan a manifestantes”: “si están cometiendo un delito su responsabilidad es detenerlos y procesarlos”.

“Cualquiera en este país que agreda a un civil es un delito” y debe ser castigado, recalcó.

En su turno, Agniezka Raczynska realizó un llamado a los gobiernos capitalino y federal para que busquen vías a fin de que en el futuro no ocurra nuevamente este tipo de agresiones, además, exigió “una declaración clara y fuerte de los hechos denunciados y una disculpa pública” por la violencia durante las marchas.

Agregó que la policía está para proteger a las personas y detener a los agresores: "la gente cubierta (encapuchados y embozados) deben ser investigados. Queremos saber quiénes son y cuáles son sus intereses".

En tanto que en un comunicado, Amnistía Internacional mostró su preocupación porque los cuerpos de seguridad siguen “sin la preparación, capacitación o supervisión para realizar operativos de esta naturaleza sin recurrir a las violaciones de derechos humanos.