Crece el delito de robo de identidad, alerta el INAI

Detalla el instituto modalidades para que una persona se apropie de datos que no son suyos.
Ximena Puente, titular del Instituto Nacional de Transparencia.
Ximena Puente, titular del Instituto Nacional de Transparencia. (Araceli López)

México

El robo de identidad, es un delito que se está profesionalizando, lo cual está demostrado luego de que de acuerdo con la Procuraduría General de la República, de 2007 a 2016 se iniciaron 4 mil 59 averiguaciones previas relacionadas con este ilícito, de las cuales se ha ejercido acción penal en 2 mil 549 casos, aseguró el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI).

“Traer encendido el Wifi, el celular o notas con las contraseñas de cuentas bancarias y correos electrónicos representa un gran riesgo, sobre todo cuando se comparte información sensible en las redes sociales, se exponen documentos personales en el automóvil y realizar una transferencia electrónica en un sitio público de internet, es ahí la manera más regular de poner de que a cualquier persona se le robe su identidad”, advirtió el INAI.

El instituto detalló que existen tres diferentes modalidades para que una persona se apropie de una identidad diferente a la suya: sin acceso a internet, con ayuda de herramientas tecnológicas y con acceso a la red.

“Cada una de estas conforma un abanico de subcategorías que demuestran que este fraude está profesionalizándose. A los delincuentes les basta con escuchar la clave de una contraseña de su víctima, la fecha de nacimiento de ésta o simplemente con acceder a documentos personales para robarse la identidad”, mencionó el INAI.

Recomendó mantener seguros los documentos personales en casa y cuando se viaje, “todos los documentos personales o archivos electrónicos, así como NIP, password y claves dinámicas deben conservarse en un lugar seguro, para evitar que personas extrañas tengan acceso a ellos”.

También, destruir tus documentos personales cuando dejen de ser necesarios, “cerciorarse de romper los documentos que contengan información personal o financiera, o tarjetas de crédito o débito vencidas”.

Asimismo, pensar antes de publicar o compartir información personal, “no compartir ni publicar más de lo necesario y configurar los niveles de privacidad entre sus contactos. Nunca enviar claves y NIP por correo electrónico, y jamás compartirlos con nadie”.

Además, proteger la computadora, smartphone y table, “instalar software de seguridad (antivirus) y contraseñas inviolables, que no se relacionen con datos personales, como fechas de nacimiento, número telefónico o nombres de familiares, y utilizar combinaciones alfanúmericas”.

Agregó que se debe limitar el número de documentos personales que se llevan consigo, “procurar traer aquellos que solo se vayan a utilizar”. Tener cuidado cuando le soliciten información personal por internet o teléfono. Investigar si se ha recibido tarjetas de crédito, servicios o artículos que no se hayan solicitado, “se recomienda estar al pendiente de la correspondencia que haga falta”.

Señaló que hay que mantenerse alerta ante cualquier transacción bancaria inusual, verificar los estados de cuenta y consultar los movimientos para identificar los que no recuerde haber realizado y revisar el reporte de crédito de manera frecuente.

Por último, “procurar tener siempre a la vista la tarjeta de crédito o débito, solicitar que lleven a donde esté los medios de cobro, y realice transacciones seguras sin utilizar equipos públicos para movimientos bancarios o compras por internet”.