Fiscales presentan cargos contra "El Chapo" en EU

Guzmán Loera es acusado de haber importado y distribuido desde Sudamérica al menos 200 toneladas métricas de cocaína, además de miles de kilos de mariguana, heroína y metanfetaminas.
Robert Carpers, fiscal del Distrito Este de Nueva York dio una rueda de prensa.
Robert Carpers, fiscal del Distrito Este de Nueva York dio una rueda de prensa. (Reuters)

Nueva York

Fiscales federales presentaron hoy un total de 17 cargos en contra del narcotraficante mexicano Joaquín "El Chapo" Guzmán Loera, a quien calificaron como "el más notorio criminal en la historia moderna".

En una conferencia de prensa celebrada en la corte federal de Brooklyn, los fiscales asentaron que los cargos se refieren a un periodo de actividad criminal continua que se expandió durante tres décadas, comenzado en enero de 1989 y hasta diciembre de 2014.

Guzmán es acusado de haber importado y distribuido desde Sudamérica a Estados Unidos al menos 200 toneladas métricas de cocaína, además de miles de kilos de mariguana, heroína y metanfetaminas.

Los cargos se refieren también a actividades relacionadas con lavado de dinero, posesión de armas de fuego y corrupción. De ser encontrado culpable, Guzmán sería sentenciado de por vida a prisión.

Ningún cargo está directamente relacionado con la presunta actividad homicida de Guzmán, pese a que las acusaciones señalan que la organización que lideraba ordenó "miles de actos de violencia", que incluyeron asesinatos, asaltos, secuestros, tortura y ejecuciones.

La acusación asentó además que estas actividades resultaron en la ejecución de "miles" de sus rivales, así como en el asesinato de personas ajenas a su negocio criminal como en el caso del cardenal Juan José Posadas Ocampo, ocurrido en 1993.

El caso es presentado de manera conjunta entre la fiscalía de Nueva York y la del distrito sur de Florida, radicado en Miami, que han dedicado al menos una docena de fiscales expertos en temas de narcotráfico a fin de armar el caso.

Otras cortes tienen también cargos en contra de Guzmán, que podrían ser eventualmente considerados en el juicio, como en el caso de los estados de Texas, California, Illinois y Nueva Hamsphire.

Robert Capers, fiscal general del distrito este de Nueva York, describió la actividad de Guzmán al frente del cártel de Sinaloa como una empresa con un portafolio que se diversificaba y modernizaba continuamente, ayudada por "un ejército" de sicarios y asesinos.

Guzmán, quien comenzara como un distribuidor de droga en Estados Unidos para organizaciones de traficantes de Colombia, poco a poco tomó el control total de una red de compradores e intermediarios que abarcaba todo el continente.

El acusado logró montar operaciones en Colombia, Venezuela y Ecuador, con redes de distribución en todos los países de América Central, con dominio de buena parte del territorio mexicano y con alcance en todas las regiones de Estados Unidos.

El cártel encabezado por Guzmán es descrito además no sólo como un hábil equipo de negociantes, sino como una serie de individuos ingeniosos que lograron transportar drogas a Estados Unidos de toda clase de maneras, desde aviones a tractores y submarinos.

Asimismo, los documentos de la corte describen un equipo que logró contrabandear miles de millones de dólares de Estados Unidos a México.

Guzmán, de 59 años de edad, será presentado esta misma tarde en una corte de Brooklyn presidida por el juez James Orenstein, donde iniciará su primera audiencia luego de que la víspera fuera extraditado de México.

El fiscal Capers explicó que los abogados de Guzmán serán quienes decidirán la manera en que procederán, si deciden declararlo culpable o seguir un juicio.

El fiscal indicó que su equipo se servirá del testimonio de 40 testigos, que arrojarán luz sobre todos los aspectos de la operación de Guzmán: compra de droga, corrupción de funcionarios, asesinatos, transporte y distribución de drogas.

Los fiscales agradecieron de manera profusa a las autoridades mexicanas por su esfuerzo en capturar a Guzmán y por al alto precio pagado en número de muertes, en especial de agentes del orden y por extraditarlo.

Los agradecimiento fueron extendidos al presidente Enrique Peña Nieto, al canciller Luis Videgaray y al procurador general Raúl Cervantes.