No declara presunto asesino de estudiante de la UNAM

Marcelo Laguarda argumentó que fue obligado a firmar la supuesta confesión como responsable de la muerte del alumno de psicología.

Monterrey

Marcelo Laguarda Dávila, presunto homicida del estudiante de psicología de la UNAM, se negó a responder a los cuestionamientos que le hizo el agente del Ministerio Público que lo investigó y consignó como responsable del asesinato de Víctor Castro Santillán.

Laguarda Dávila, por recomendación de su abogado, rechazó las preguntas argumentando que el fiscal lo obligó a firmar su supuesta confesión como responsable de la muerte del estudiante que estaba de intercambio.

Sin embargo, sí le formuló 11 preguntas al representante social, quien tuvo que responder, por ser considerado testigo de las diligencias con las que se integró la averiguación previa.

El presunto asesino interrogó al servidor público sobre los motivos que supuestamente tuvo para obligarlo a firmar su confesión, y porque no dio fe de las lesiones que presentaba y que aseguró sufrió al ser víctima de torturas por parte de los elementos ministeriales que lo detuvieron la madrugada del 13 de septiembre del 2010.

En la confrontación, el agente sostuvo que en la averiguación que integró se recabaron suficientes evidencias que señalan a Marcelo Laguarda como autor material del homicidio del estudiante capitalino.

Agregó que entre las pruebas se encuentran varias llamadas de números que guardan relación entre Marcelo Laguarda y sus cómplices.

El fiscal negó haber presenciado las torturas que refiere Marcelo Laguarda, porque en las diligencias que recabó estuvo presente su defensor oficial y los testigos de asistencias.

Además, de confrontar con el fiscal, el acusado Laguarda Dávila también se careó con testigos de asistencia.

Estas son las últimas diligencias que se van a desahogar en el caso y se recabaron en cumplimiento a un amparo que los magistrados de la cuarta sala colegiada en materia penal le concedieron al acusado.