¿De qué mueren los mexicanos?

El Inegi informó que la diabetes mellitus, las enfermedades isquémicas del corazón, las del hígado y las cerebrovasculares, son las principales causas de muerte de la población.
En el mundo 387 millones de personas padecen diabetes.
La diabetes mellitus, las enfermedades isquémicas del corazón, las del hígado y las cerebrovasculares, son las principales causas de muerte. (Milenio)

Ciudad de México

En México, la diabetes mellitus, las enfermedades isquémicas del corazón, las del hígado y las cerebrovasculares, son las principales causas de muerte de la población y representan 38.4 por ciento de las defunciones totales de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

En el marco de la celebración del Día de Muertos, el instituto señaló en un comunicado que el monto de las defunciones es diferente según la edad y el sexo de la población, en 2014 se registraron más de 633 mil defunciones y la mayoría de ellas se concentró en edades adultas.

Refirió que 63.8 por ciento de las muertes aconteció en la población de 60 y más años, 24.5 por ciento en adultos de 30 a 59 años; mientras que la población infantil (0 a 14) y joven (15 a 29 años) representó 5.9 por ciento y 5.3 por ciento de las defunciones totales, respectivamente.

Abundó que por sexo, se observaron notables diferencias explicadas por factores biológicos y sociales propios de cada género, así en 2014 fallecieron 131.2 hombres por cada 100 mujeres; dicha sobre mortalidad se manifiesta en todos los grupos de edad y es más marcada en el grupo de 20 a 34 años con 313.7 defunciones masculinas por cada 100 defunciones femeninas.

El INEGI explicó que los avances científicos y tecnológicos han hecho que en la actualidad la población no solo viva más años, sino también que las principales causas de defunción se den por padecimientos crónico-degenerativos.

Expuso que según las proyecciones que estima el Consejo Nacional de Población (Conapo), en 2016 la esperanza de vida de los mexicanos es de 75.1 años.

Asimismo, afirmó que la Organización Mundial de la Salud (OMS), señala que "el riesgo de muerte del niño es mayor durante el periodo neonatal (los primeros 28 días de vida), y para evitar estas muertes son esenciales un parto seguro y cuidados neonatales eficaces".

Lo anterior, coincide con los registros administrativos del instituto que explican que la mayoría de las defunciones registradas en 2014 de niños menores de un año ocurrieron durante sus primeros 28 días de vida, 63.1 por ciento.

Abundó que el cambio epidemiológico en el país provocó que las defunciones de los niños menores de un año de edad ya no se asocien a enfermedades respiratorias o parasitarias como en el pasado.

Toda vez que en la actualidad, son producidas por afecciones originadas en el periodo perinatal, 49.6 por ciento); una de cada cuatro, 25.4 por ciento por malformaciones congénitas, deformidades y anomalías cromosómicas; y 4.1 por ciento por neumonía.

Explicó que las defunciones en edades de 1 a 14 años distinguen dos etapas con niveles y causas de muerte que muestran diferencias significativas: en la primera se encuentran las defunciones en edad preescolar (1 a 4 años.

Al ser las malformaciones congénitas, deformidades y anomalías cromosómicas (16.5 por ciento), neumonía (8.1 por ciento) y los accidentes de transporte (6.6 por ciento), las tres principales causas de muerte.

En la segunda etapa se encuentran defunciones en edad escolar (5 a 14 años) en las cuales la principal causa de muerte se da por accidentes de transporte (11.2 por ciento), seguida por la leucemia (9.9 por ciento) y las malformaciones congénitas, deformidades y anomalías cromosómicas (6.6 por ciento).

Por sexo, estas causas mantienen la misma estructura en las defunciones de hombres; en las mujeres, la leucemia ocupa el primer lugar con 10.0 por ciento; seguida por los accidentes de transporte con 9.1 por ciento; y las malformaciones congénitas, deformidades y anomalías cromosómicas con 7.3 por ciento.

Detalló que en hombres se registraron 24 mil 627 defunciones, de las cuales, 24.6 por ciento fueron por agresiones, 17.8 por ciento por accidentes de transporte; y 8.0 por ciento por lesiones auto infligidas intencionalmente; que fueron las tres principales causas de muerte y en conjunto representan 50.4 por ciento de las defunciones acontecidas en este grupo de población.

Abundó que la esperanza de vida aumenta y es un hecho que conforme aumenta la edad, los sistemas fisiológicos se deterioran, lo que ocasiona una mayor predisposición a desarrollar algunas enfermedades, por lo que el riesgo de fallecer es cada vez mayor.

En la actualidad, el país pasa por un proceso de envejecimiento por lo que mejorar los sistemas de salud resulta importante. "Ayudar a la gente a mantenerse sana y a asegurarles una buena calidad de vida para sus últimos años de vida constituye uno de los mayores retos para el sector sanitario de los países tanto desarrollados como en desarrollo", explicó.

Respecto a los suicidios, señaló que representan 9.5 por ciento de las muertes externas. Cabe señalar que ocho de cada 10 suicidios ocurrieron en los varones, y por grupos de edad, se observó que la población de 15 a 44 años es más vulnerable a este evento ya que concentra al 69.2 por ciento de total.

En los hombres, el porcentaje más alto se da en el grupo de 20 a 24 años con 16.5 por ciento, mientras que en las mujeres se da en el grupo de 15 a 19 años con 19.6 por ciento.

Afirmó que el Día de Muertos es una celebración mexicana de origen prehispánico en la que cada 2 de noviembre se honra a los difuntos y en 2003, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) declaró esta festividad como "Obra maestra del patrimonio cultural de la humanidad" ya que representa uno de los ejemplos más relevantes del patrimonio vivo de México y del mundo.

Además, afirmó es una de las expresiones culturales más antiguas y de mayor plenitud de los grupos indígenas que en la actualidad habitan en el país.


jbh