Sigue custodia del lugar de la masacre

Aunque la Procuraduría no ha revelado la identidad de los occisos, el gobernador electo, Jaime Rodríguez, difundió algunos de los nombres en su cuenta de Facebook.
Elementos de Seguridad Pública de García permanecen en alerta.
Elementos de Seguridad Pública de García permanecen en alerta. (Agustín Martínez)

García

Un día después de la masacre de 10 personas en García, la bodega de cerveza continuaba custodiada por elementos de la Policía Municipal, mientras que la lateral de la avenida Heberto Castillo seguía cerrada al paso vehicular.

Las personas pasaban frente al inmueble, ya sea a pie o en automóvil, se limitaban a observar la fachada que consta de una barda de cuatro metros de altura y un portón metálico, donde se apreciaba la marca del producto comercial.

La Procuraduría de Justicia se ha negado a proporcionar la identidad de las víctimas, aun y cuando este sábado concluyeron los trámites de reclamación y entrega de los cuerpos.

Sin embargo, en su cuenta de Facebook, el gobernador electo, Jaime Rodríguez Calderón, "El Bronco", reveló algunos nombres de los fallecidos: Benigno Viviano Sepúlveda Rodríguez, Arnoldo Daniel Sepúlveda Rangel (padre e hijo), René Guadalupe Rodríguez Cantú, Osiel Iván Reyna Orozco, Juan Francisco Hinojosa Tovar, Jonathan Giovanni Saavedra Alvarado, Erwin Neria Cervantes y Juan José Luna Presas. 
Rodríguez Calderón manifestó que, si bien fue un acto de delincuencia, "nadie debería morir de esa forma tan cobarde", además de que ofreció sus condolencias a los familiares de las víctimas.

"Por mi parte empujaré a que las autoridades den hasta el final y encuentren a los responsables y se aplique justicia con todo el peso de la ley", escribió.

Trascendió que algunos de los trabajadores y clientes fallecidos en el atentado serán velados y sepultados en instalaciones pertenecientes al municipio.

Se dio a conocer que las autoridades tratan de localizar al propietario del negocio, identificado públicamente sólo como “El Doctor Perales”.

Dicha persona, trascendió, cuenta con otros locales del mismo giro en el municipio de Santa Catarina, y se le requiere para que rinda su declaración informativa.

Extraoficialmente se supo que “El Doctor Perales” cuenta con antecedentes penales, al parecer por el homicidio de un joven en el Centrito de San Pedro, en hechos acontecidos hace aproximadamente 20 años.

El lugar donde ocurrió la masacre se localiza en el bulevar Heberto Castillo, una de las avenidas más importantes de García y que a su vez es el acceso para quienes proceden de Santa Catarina.

A la altura de la calle Sor Juana Inés de la Cruz, en la colonia Mirador de García, continuaba la custodia policiaca, a un kilómetro de las instalaciones policiacas del C-4, y a menos de 500 metros del edificio que alberga al Gobierno Municipal.

El propio alcalde Jesús Hernández Martínez ha estado cerca de los deudos y les ha ofrecido el apoyo para los servicios funerarios a quienes así lo requieran.

Del mismo modo se entrevistó con algunos de ellos en el Servicio Médico Forense cuando apenas se realizaban los trámites legales para la identificación y entrega de los cuerpos.

FAMILIA DE CHOFER ASEGURA QUE ÉL PRESENTÍA SU MUERTE

Durante las últimas semanas Osiel Iván Reyna Orozco tuvo muchas pesadillas, como si presintiera el trágico episodio en el que un grupo armado lo asesinó junto a otras nueve personas en la agencia cervecera del municipio de García.

Su esposa lamenta lo sucedido, desea que se haga justicia y que se le apoye en lo legal y económico, pues quedó desamparada junto con sus dos pequeños hijos.

María Luisa, de 21 años de edad, se encontraba en su casa de la colonia Benito Juárez, casi frente a la agencia distribuidora, cuando le avisaron de la tragedia.

Apenas terminaba de preparar la comida, cuando salió corriendo para preguntar por su esposo, Osiel Iván Reyna Orozco, de 34 años y quien se desempeñaba como chofer repartidor.

En el porche de su humilde vivienda, comentó que Osiel Iván estuvo extraño durante las últimas dos semanas.

Como si presintiera su propia muerte, tenía recurrentes pesadillas en las que involucraba también a su hermano, recientemente fallecido a causa de una enfermedad.

“Sí. Decía que soñaba que andaba manejando un camión blanco muy grande, con su hermano, y que atropellaban a mucha gente. Este último miércoles volvió a soñar lo mismo, y se levantó gritando”, recalcó el ama

El chofer-repartidor deja en el desamparo a dos niños, uno de 6 años y otro de ocho meses de nacido.

María Luisa requiere apoyo, por lo cual desea que el dueño de la empresa en la que trabajó su marido la respalde de ahora en adelante.