Confirman identidad de jóvenes desaparecidos en Yautepec

La Fiscalía General de Morelos confirmó que los tres cuerpos hallados en el río Yautepec el viernes corresponden a los jóvenes reportados como desaparecidos desde el pasado 19 de marzo.
Amigos y familiares marcharon en Yautepec para exigir la presencia con vida de los jóvenes.
Amigos y familiares marcharon en Yautepec para exigir la presencia con vida de los jóvenes. (Especial)

Cuernavaca, Morelos

La Fiscalía General del estado de Morelos (FGE), confirmó que los tres cuerpos localizados en el río Yautepec el pasado viernes, si corresponden a los jóvenes reportados como desaparecidos desde el pasado 19 de marzo.

La dependencia tardó más de 48 horas en anunciar que los cuerpos encontrados con signos de tortura y con una piedra atada en el abdomen, corresponden a los de José Amaro Mendoza de 23 años de edad, Mauro Sánchez Mencia 21 y Javier Mencia Molina de 22, sin embargo, no ofreció detalles sobre el motivo de su deceso.

El pasado viernes, elementos policiacos y de rescate, localizaron a la altura del lugar conocido como "El Rocío", los cuerpos de los jóvenes que desde e 19 de marzo habían salido de su domicilio en la colonia Atlaihuayan para digieres a pescar en la zona identificada como "Barranca Honda", en el municipio contiguo d Tlaltizapan.

Más de 24 horas después de que no llegaron a su domicilio, sus familiares determinaron denunciar los hechos, y organizar una marcha ciudadana para el pasado miércoles, con la que que exigieron a las autoridades la inmediata aparición de los jóvenes.ç

Según testimonios recogidos durante la protesta que tuvo verificativo en las principales de la poblado de Yautepec, los jóvenes habrían sido visto en un bar el mismo día que desaparecieron, pero ya no fueron vistos después.

El pasado 25 de marzo, la policía los encontró, y realizó el levantamiento de cadáver correspondiente, sin embargo, la FGE no ha ofrecido detalles sobre el avance en las indagatorias.

"Ese mismo día, la FGE ordenó la realización de recorridos de búsqueda –principalmente en la ribera del río-, simultáneamente obtuvo datos telefónicos, elaboró cédulas de localización, realizó entrevistas e inspecciones de campo, entre otras acciones.

"Asimismo, giró oficios de colaboración con las fiscalías de los estados de Puebla, Estado de México y Guerrero", manifestó la dependencia a través de un comunicado.

Al encontrarse los cuerpos, la FGE corroboró la identidad con la colaboración de los familiares y cambió la indagatoria por el delito de homicidio, en la cual trabaja sin pausa.