ENTREVISTA | POR CRISTINA GÓMEZ

De no recibir los policías la capacitación científica necesaria para la cadena de custodia, obtendrían su libertad autores de delitos, dice experto en Tamaulipas.

Nuevo sistema de justicia penal obliga a tener policías especializados

Bernardino Rico Maya, maestro en Criminalística e investigador.
Bernardino Rico Maya, maestro en Criminalística e investigador. (Milenio Digital)

Tampico

Como parte del nuevo sistema de justicia penal, federación y estados deben contar con un cuerpo especializado de policía para procesar la escena del delito, en tanto se desarrollan las competencias necesarias en el resto de la fuerza policiaca, señaló Bernardino Rico Maya, Maestro en Criminalística e investigador del Archivo General de la Nación.

En entrevista, dijo que Tamaulipas debe darse prisa, pues la policía como primera autoridad que interviene ante un hecho delictivo tiene que estar capacitada técnica y metodológicamente.

"Si no hay un cuerpo especializado se va a correr el riesgo de impunidad. Esta reforma va muy rápida, nos falta menos de un año y medio para que venza el plazo, la entidad muestra un retraso parcial en la implementación del nuevo sistema de justicia penal", destacó.

Precisó que el artículo 227 del nuevo Código de Procedimientos Penales define la participación en la cadena de custodia, que es un sistema de control y registro que se aplica al indicio, evidencia, objeto, instrumento o producto del hecho delictivo desde su localización, descubrimiento o aportación en el lugar de los hechos o del hallazgo, hasta que la autoridad competente ordene su conclusión.

"Necesitamos capacitar a la policía en la cadena de custodia, en investigación científica en el lugar de los hechos, en saber preservar o conservar indicios y su traslado. En lugares donde ya se aplica este sistema, hemos observado que al no hacerse correctamente, se van cerrando los eslabones y puede dar libertad a una persona que sí cometió un hecho delictivo", expresó.

Agregó que en el artículo 228 del citado código, se habla de los responsables de la cadena de custodia, dejando claro que son quienes tengan contacto con indicios, vestigios y evidencias del hecho delictivo.

"Los policías son los que tienen el primer contacto, imagínate que no sepan cómo preservar un indicio y trasladarlo", comentó.

Mencionó que en los artículos transitorios, se hace referencia de que al entrar en vigor el nuevo código, federación y estados deben contar con cuerpos especializados de policía con capacidades para procesar la escena del hecho probablemente delictivo, hasta en tanto se capacite a todos los cuerpos de policía para realizar tales funciones.

Sostuvo que en el nuevo código es muy clara la actuación de las víctimas, acusados, fiscales, abogados, testigos, policía, peritos, jueces, medios de comunicación y público en general, sin embargo, él observa que no ha habido hasta el momento criterios o protocolos de procedimientos a nivel nacional para atender una sola línea de investigación.

Consideró que también faltan manuales de actuación del personal administrativo tanto de las procuradurías como de los órganos judiciales, para saber cómo va a actuarse en las audiencias del juicio oral.

Bernardino Rico, ha tomado cursos de especialización en la Universidad de California en la Investigación Cientíi ca del Delito; en el FBI en Crimen Organizado; en la DEA en Narcotráfico; en el Departamento de Justicia de los Estados Unidos en Juicios Orales impartido por i scales federales tanto de Estados Unidos como de Colombia y en Técnicas de Destreza y Litigación Adversarial y Oral por Gran Bretaña e Irlanda del Norte, así como en el Trái co de Drogas en Interpol México.

Fue delegado y director de Servicios Criminalísticos de la PGR y colaboró en la PGJDF como fiscal de investigación