Hallan cuerpo de recién nacido adentro de tambo

La persona que lo encontró creyó que aún estaba con vida, pero los paramédicos indicaron que no tenía signos vitales.
El cadáver fue llevado al Servicio Médico Forense.
El cadáver fue llevado al Servicio Médico Forense. (Especial)

Guadalajara

Un recién nacido fue encontrado muerto dentro de un tambo de agua que era utilizado para tirar basura en la colonia Cerro del 4, en el municipio de San Pedro Tlaquepaque.

La policía municipal informó que al filo de la 01:12 horas de la madrugada, se presentó una mujer a la base del sector 3 de la corporación, la cual se ubicaba en la calle Paseo Cerro del 4 al cruce con Cerrada Zapotlán, en la colonia Miravalle, en Tlaquepaque.

La mujer cargaba entre sus brazos una caja de cartón para zapatos con un bebé adentro, el cual estaba envuelto en un pedazo de tela e informó a los oficiales que minutos antes había escuchados ruidos extraños afuera de su vivienda.

Al salir para averiguar lo que ocurría, observó al recién nacido dentro de un bote de plástico color amarillo, con capacidad para 200 litros de agua que utiliza para tirar basura, el cual se ubica en las confluencias de Cerrada Tecolotlán y Cerro del 4.

Como pensó que el menor estaba vivo, lo envolvió en un pedazo de tela para darle calor y después lo metió en la caja para zapatos. El bebé aún tenía el cordón umbilical, por lo que hace presumir que tenía menos de cuatro horas de haber nacido.

Técnicos en Urgencias Médicas de la Cruz Verde del municipio aseguraron que la víctima tenía al menos ocho meses de gestación y el cuerpo fue llevado al Servicio Médico Forense en donde se le practicarían la necropsia de ley para determinar las causas del deceso.

El último caso de un bebé abandonado ocurrió el pasado 10 de marzo cuando se localizó el cadáver de una niña de 15 días de nacida en un basurero situado en Tlajomulco de Zúñiga y ese mismo día, un feto fue encontrado en calles de la colonia Loma Dorada, en Tonalá.

Sin embargo, durante marzo se registraron al menos otros tres casos de fetos encontrados en distintos puntos de la ciudad, uno de ellos en el interior de una alcantarilla de la colonia Colonial Tlaquepaque.