Jornada de violencia deja cuatro muertos en Guerrero

Los hechos se registraron este fin de semana en los municipios de Arcelia y Pungarabato, pertenecientes a la Tierra Caliente; el gobernador Héctor Astudillo confirmó solo dos muertos.

Chilpancingo/Acapulco

La noche del sábado y la madrugada del domingo se registraron hechos que dejan el saldo de cuatro muertos, un herido y siete personas desaparecidas en los municipios de Arcelia y Pungarabato, pertenecientes a la Tierra Caliente.  

También se reportaron dos taxis incendiados, así como camionetas y motonetas abandonadas sin que hasta el momento se reporten detenciones de la parte agresora.

La noche del sábado, la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) emitió un reporte en el que consigna que al realizar un recorrido de seguridad, elementos de la Fuerza Estatal (FE) fueron abordados por una persona que solicitó que su identidad quedara preservada en el anonimato.

Dicho individuo informó a la policía que en la comunidad de Las Palmitas, en el municipio de Arcelia, aproximadamente a las 19:30 horas se realizaba una boda cuando un grupo aproximado de 30 hombres armados, vestidos con ropa camuflada ingresaron al lugar de la fiesta y abrieron fuego contra los asistentes.

En el ataque los desconocidos mataron a dos taxistas de la cabecera municipal, se llevaron a diez personas, quemaron dos vehículos compactos, dejaron ocho camionetas abandonadas; más tres automóviles y tres motocicletas.

Los hombres abatidos son Lot Bahena Rojas, de 65 años y David Burgos de 20, quienes fueron atados de pies y manos, los acribillaron con rifles de asalto AK-47.

Para la mañana del domingo, la policía encontró en un paraje ubicado a 300 metros del lugar de los hechos el cadáver de Gaudencio Soriano Salmerón, un hombre de 37 años que vivía en la casa marcada con el número 22 de la calle Miguel Hidalgo, en la colonia centro de Arcelia.

Vestía camisa color azul cielo, pantalón de mezclilla color azul y calzaba zapatos cafés, el cuerpo fue trasladado a las instalaciones del Ministerio Público del Fuero Común (MPFC) de la misma cabecera municipal.

Gaudencio Soriano era una de las personas privadas de la libertad en la boda, del resto aún se desconoce el paradero.

Sobre las desapariciones, los lugareños indican que algunos debieron huir hacia los cerros aledaños para ponerse a salvo de los agresores, otros fueron llevados por la fuerza y algunos más no llegaron a la boda, cuando se percataron de lo que sucedía bajaron de sus unidades y corrieron a esconderse en el monte.

Por eso los 13 vehículos abandonados en las inmediaciones de la ceremonia.


Un muerto y un herido en Las Querendas

En otro reporte, la policía confirmó que alrededor de las 02:30 horas, en un domicilio ubicado en la calle Nicolás Bravo de la comunidad de Las Querendas, perteneciente al municipio de Pungarabato había dos personas heridas de bala.

Las víctimas fueron identificadas como Humberto Mujica Remigio, de 51 años de edad y su hijo Jonatan Mojica Valencia de 19, el padre un balazo en el amdómen, Jonatan una herida de calibre 38 súper en la espalda.

Ambos fueron trasladados al hospital general de Tejupilco, en el estado de México, lugar en donde el señor Humberto Murió.


Astudillo confirma dos muertos

 “Dos muertos en una boda, es lo que tenemos confirmado, el número de personas levantadas no”, dijo el gobernador Héctor Astudillo sobre la incursión de un comando en la comunidad de El Salitre en Arcelia.

En dos ocasiones el gobernador de Guerrero, sostuvo que tenía confirmada la muerte de dos personas en la comunidad serrana del municipio de Arcelia en la región de la Tierra Caliente.

“Estamos en un  proceso de investigación y quiero ser muy responsable para conocer lo que realmente sucedió.

“De acuerdo con la información son dos (muertos) en una boda –del ultimado en la comunidad de Las Querendas–, de eso no tenemos mayor información”, respondió al término de una conferencia del Mextenis en las oficinas gubernamentales de la Promotora Turística, lo anterior en entrevista en Acapulco.

Antes en Atoyac de Álvarez, en la región de la Costa Grande, durante la entregó de equipo por más de 30 millones de pesos para combatir la plaga de la roya del café que afectó la producción en esa localidad, también habló del tema.

Astudillo Flores reprochó que en otras ocasiones en diversos medios de comunicación se ha manejado un número de muertos o desaparecidas las cuales resultan ser inferior luego de ser investigados los hechos.

“Miren lo que ha sucedido es como el caso Apaxtla, empezamos con 15 (muertos) y acabamos con dos”.

En seguida mencionó otro caso ocurrido en la Tierra Caliente el pasado mes de diciembre, cuando se hablaba de 17 desaparecidas y al final fueron solo siete.