Criminales toman control de los botones de pánico

Integrantes de La Unión de Tepito amenazan a víctimas para impedir que activen dichos mecanismos, según comerciantes y líneas de investigación.

México

 “¡Adónde va hijo de su chin… tócalo y te reviento!” La amenaza provino de uno de los delincuentes que, según denunciantes, han tomado el control de los botones de pánico instalados por autoridades sobre el Eje Central Lázaro Cárdenas.

Integrantes de La Unión de Tepito son los responsables de impedir que víctimas de asaltos, robos y extorsiones activen los mecanismos de alerta colocados supuestamente para lograr un entorno más seguro en el Centro Histórico, dijeron a MILENIO comerciantes establecidos con base en líneas de investigación.

La denuncia respecto a este modo de operar de la delincuencia llegó a la Asamblea Legislativa, la cual emitió un “exhorto” a la Secretaría de Seguridad Pública y a la Procuraduría General de Justicia capitalinas para reforzar la vigilancia, además de evitar que criminales actúen con impunidad e inhiban la denuncia ciudadana, que es la base de cualquier indagatoria.

El punto de acuerdo que se presentó en el pleno de la Asamblea este mes incluye a la delegación Cuauhtémoc, así como a la Secretaría de Gobierno de CdMx, para que se realicen operativos conjuntos contra la delincuencia que opera en el Centro Histórico.

Elena Segura, legisladora local del PRD, realizó un recorrido por Eje Central que incluyó calles como República de El Salvador, República de Uruguay, Victoria, Delicias y Meave, hasta el cruce con José María Izazaga.

La acompañaron mandos de la SSP y de la procuraduría, así como personal del Ministerio Público adscrito a la Coordinación Territorial Cuauhtémoc 6 para recabar denuncias sobre la inseguridad en la zona y la “toma” de los botones de pánico.

La diputada comentó que comerciantes, vecinos, clientes y visitantes del corredor de Eje Central dijeron que hay jóvenes que actúan como halcones.

Aunque precisó que los afectados no señalaron directamente a La Unión de Tepito como responsable, líneas de investigación de autoridades locales refieren que este grupo delictivo diversificó sus actividades de venta de droga y se instaló en Eje Central para cometer extorsiones, robos y asaltos.

En entrevista, Segura comentó: “Lo que sabemos es que hay asaltos constantes y que cuando quieren acudir a los botones de pánico, simplemente no pueden porque hay personas que los resguardan.

“Lo hacen con una amenaza de que no hagan funcionar el botón porque les enseñan algún tipo de arma o fingen tenerla, y ante esto coordinamos con la SSP y la procuraduría, primeramente, una campaña de prevención”, agregó.

Sostuvo que personal de la agencia Cuauhtémoc 6, ubicada en Victoria, comentó que se presentan entre dos y tres denuncias a la semana por hechos delictivos. “Eso nos habla de que hay una cifra negra de ilícitos que no se denuncian porque se tardan o porque no saben dónde hacerlo, por lo que vamos a impulsar que se instalen ministerios públicos móviles”.

De acuerdo con los afectados, jóvenes se colocan a un lado de los postes en los que están los botones de pánico; generalmente utilizan gorra y lentes oscuros, así como bicicletas y motonetas. Son vigías que tienen la misión de amedrentar a la gente que intenta acercarse en esta zona de intensa actividad comercial de la delegación Cuauhtémoc.

El empleado de una plaza comercial que pidió anonimato, refirió: “Nos tocó ver por ejemplo el caso de una chica a la que le arrebataron el teléfono celular, iba con el novio, los rateros corrieron; su pareja intentó activar el botón cuando un sujeto que estaba junto al poste lo amenazó: ¡sáquese a la …de aquí o lo reviento!, le gritó”.

Cuando se intensifican los rondines, estas personas se mueven en motonetas o bicicletas para evitar que la policía les practique revisiones o en su caso que las cámaras del C2 y C4 los detecte por periodos prologados en dichos puntos.