• Regístrate
Estás leyendo: Continuará la liberación de reos; crecen los robos
Comparte esta noticia
Lunes , 22.10.2018 / 18:30 Hoy

Continuará la liberación de reos; crecen los robos

Advierten las autoridades penitenciarias que a fin de año la sobrepoblación en las cárceles capitalinas será apenas de 2.3%.

Publicidad
Publicidad

Las autoridades penitenciarias advirtieron que la salida paulatina de reclusos continuará y a fin de año su sobrepoblación será apenas de 2.3 por ciento; sin embargo, la consecuencia más grave es que el robo creció 45 por ciento en los últimos años.

La aplicación del nuevo Sistema de Justicia Penal Acusatorio, en el que se privilegia la libertad de los detenidos y los procesos de mediación son algunas de las causas que, por un lado, han mejorado las condiciones de vida al interior de las cárceles, pero los asaltos sin violencia se han multiplicado.

Un informe del Sistema Penitenciario capitalino resaltó que atrás quedó el hacinamiento histórico de 85.37 por ciento, en tanto que las estadísticas del Sistema Nacional de Seguridad Pública confirman que el robo a negocio y a transeúnte repuntó.

El robo a negocio se incrementó 59 por ciento al pasar de 9 mil 237 denuncias a 14 mil 710 en cinco años, mientras que el robo a transeúntes se triplicó al subir de 2 mil 372 denuncias a 6 mil 67 en los últimos cinco años.

En el caso de los homicidios dolosos crecieron 39 por ciento, ya que 2012 cerró en 779 crímenes y el año pasado la cifra fue de mil 85 casos.

Actualmente solo los reclusorios preventivos varoniles Norte, Oriente y Sur, la Penitenciaría de Santa Martha Acatitla y el Centro Varonil de Rehabilitación Psicosocial tienen sobrepoblación.

De hecho, hasta el pasado 16 de marzo había una población de 27 mil 570 internos, es decir, 11 mil 662 personas menos, si se toman en cuenta a los 39 mil 200 reclusos que había el 16 de enero del 2015, cuando entró en vigor el nuevo sistema de justicia.

Al privilegiar los medios alternativos de solución de conflictos y la libertad de los detenidos a la prisión preventiva, los índices de hacinamiento se redujeron drásticamente.

Para enero de 2016 ya había 36 mil 26 reos y un año después, la cifra bajó a 30 mil 697 hombres y mujeres en la cárcel.

Fue en junio de 2016 cuando se agudizó la salida masiva de reos, porque fue precisamente en esta fecha cuando se aplicaron en su totalidad los juicios orales en Ciudad de México.

Las repercusiones para el sistema penitenciario capitalino han sido positivas, porque al interior ya se erradicaron las celdas en las que convivían más de 40 internos, el manejo y proporción de los alimentos son de mejor calidad, los reclusos tienen oportunidad de recibir capacitación educativa y en el trabajo.

Además, las quejas ante la Comisión Nacional de los de Derechos Humanos capitalina se redujeron 22 por ciento al pasar de 679 en el primer trimestre de 2017, a 530 en el mismo periodo de 2018.

El motivo por el que siguen denunciando los reos y sus familiares son por falta de atención médica, temor por posible agresión, tardanza en la entrega de información de situación jurídica, castigos injustificados y golpes y extorsiones a manos de internos o custodios.

La salida masiva de internos ha repercutido en los índices delictivos de la ciudad, principalmente en el robo y homicidio, de acuerdo con un comparativo con estadísticas del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

Por ejemplo, en 2012 fueron presentadas 88 mil 701 denuncias por robo, de estos 36 mil 980 fueron cometidos con violencia y 51 mil 721 sin violencia, en tanto, el año pasado cerró en 102 mil 714 asaltos, de los cuales 27 mil 530 fueron con violencia y 75 mil 184 sin violencia.

Lo anterior corrobora un incremento de 16 por ciento en el delito de robo en sus modalidades de casa habitación, negocio, vehículo, a transportista y contra transeúntes, entre otros.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.