• Regístrate
Estás leyendo: Como Informe de gobierno... pero sin funcionarios
Comparte esta noticia
Miércoles , 20.06.2018 / 22:56 Hoy

Como Informe de gobierno... pero sin funcionarios

El patio de la Universidad del Claustro de Sor Juana fue acondicionado con más de mil 500 asientos; acudieron Cuauhtémoc Cárdenas y Javier Sicilia, entre otros invitados.

Publicidad
Publicidad

José Antonio Belmont

El Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes de la CIDH refutó de nueva cuenta la verdad histórica de la PGR sobre la noche de Iguala... y así se va de México.

Ayer presentó su segundo informe del caso Ayotzinapa en el que los cinco especialistas acusaron inconsistencias en la investigación, bloqueo oficial para cumplir su labor, hicieron recomendaciones al gobierno federal y reiteraron su postura: los 43 normalistas no fueron incinerados en el basurero de Cocula.

Tal como si fuera un informe de gobierno de cualquier mandatario, el patio de la Universidad del Claustro de Sor Juana fue acondicionado con más de mil 500 asientos para padres de familia, integrantes de asociaciones civiles, medios de comunicación e invitados especiales, casi todos ellos incondicionales.

De la clase política figuraron Cuauhtémoc Cárdenas, Alejandro Encinas y Armando Ríos Píter... Javier Sicilia destacó entre los muchos activistas en materia de derechos humanos que acudieron a este informe.

En contraste, las sillas que quedaron vacías fueron las de los funcionarios que a su cargo tienen los derechos humanos en el país: Eber Betanzos, de la PGR, Roberto Campa, de la Secretaría de Gobernación, Miguel Ruiz, de Relaciones Exteriores, y el ombudsman Luis Raúl González.

Minutos después de las 11 de la mañana comenzó el desglose de las más de 600 páginas que integran el segundo documento del GIEI, y que por más de tres horas los cinco expertos independientes detallaron:

Primero la colombiana Ángela Buitrago, quien reiteró que la línea de investigación del quinto autobús no ha sido suficientemente ahondada y ahora acusó que el camión Estrella Roja que les fue presentado para su indagatoria no era el que salió de la central de autobuses de Iguala esa noche.

"Existen discrepancias ostensibles que señaló nuestra perito de Canadá entre el bus que sale de la camionera y el que nos ponen de presente", afirmó Buitrago; mientras un sector de los asistentes —mayormente integrado por periodistas— se ironizó: "La conspiración no solo fue de Murillo (ex procurador), también de la empresa de autobuses".

Buitrago siguió: "El GIEI encuentra que uno de los teléfonos de uno de los normalistas, a la 1:26 de la mañana del 27 de septiembre, genera una mensaje cerca de la carretera de Huitzuco". A lo que ahora se escuchó en el mismo sector: "Si estoy en una situación así pido ayuda, no una recarga para mi teléfono", aludiendo a lo inverosímil.

Siguieron un par de intervenciones, refutando en todo momento la indagatoria oficial, sobre todo el informe del tercer peritaje realizado por un grupo colegiado en materia de fuego, cuyos integrantes el mismo GIEI avaló y en algunos casos hasta propuso.

"En la opinión del GIEI, este documento entregado no alcanza los estándares mínimos (...) no hay el rigor científico mínimo para los objetivos generales", lanzó el abogado chileno Francisco Cox.

Según lo que trascendió, solo Frederick Mowrer y su pupilo José Luis Torero —ambos propuestos por el GIEI— se opusieron al resultado de este tercer peritaje preliminar en el que se asegura que existió un incendio controlado en el tiradero de Cocula.

James Quintiere (también propuesto por el GIEI), Ricardo Torres, Mario Saldaña y John D. De Haan, a quien se le considera una vaca sagrada en el mundo de los especialistas del fuego, avalaron la posibilidad de que ocurriera la quema de 43 normalistas en ese sitio.

Después el psicológo español Carlos Beristain presentó un video en el que insinuó una siembra de pruebas, un clip que solo dice es de "fotoperiodistas" pero no aclaró dónde fue obtenido o su validez.

Al ser cuestionado, solo pidió que la PGR investigue lo que ocurrió en el río San Juan el 28 de octubre, hecho en el que cuestionó la hora en que presuntos criminales tiraron las bolsas: "A plena luz de día y frente a una casa".

Así terminó uno de los últimos días del GIEI en México, donde al final fueron aplaudidos y vitoreados por sus incondicionales, quienes les suplicaban que no se fueran del país: "¡No se vayan! ¡No nos abandonen! ¡No nos dejen solos!".

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.