Gendarmería participará en comicios si INE lo pide: Rubido

El comisionado nacional de Seguridad dijo que las fuerzas federales apoyarán para que las elecciones sean un éxito y agregó que esperará a que el INE presente las peticiones específicas.
Monte Alejandro Rubido, comisionado nacional de Seguridad, envió un oficio a los senadores.
Monte Alejandro Rubido, comisionado nacional de Seguridad. (Nelly Salas/Archivo)

Ciudad de México

El comisionado nacional de Seguridad, Monte Alejandro Rubido García, aseguró que las fuerzas federales apoyarán para que las próximas elecciones sean un éxito, aunque valorará los términos de lo que solicite el Instituto Nacional Electoral (INE) en la materia.

Entrevistado en el marco del Foro de equidad para las víctimas en el debido proceso penal, el comisionado aseguró que en términos generales las fuerzas federales acompañarán al Ejército en el traslado de papelería electoral y eventualmente en el resguardo de instalaciones electorales.

Sin embargo, insistió, habrá que esperar a que las autoridades electorales presenten las peticiones específicas y saber, en todo caso, qué apoyo se daría para que se lleven a cabo las elecciones en tiempo y forma.

Respecto a la Gendarmería Nacional, el funcionario dijo que ésta tuvo muy buenos resultados en Acapulco, Guerrero, donde su presencia aseguró la tranquilidad y prueba de ello es la ocupación de 98.6 por ciento que se registró en el destino vacacional el fin de año.

Rubido García dijo que está satisfecho con el trabajo de la Gendarmería y adelantó que en este año crecerá en 10 mil elementos la policía, "divididos, principalmente, en Gendarmería y Fuerzas Federales".

No obstante, aclaró que la Gendarmería, por su naturaleza es "rotativa", es decir, está diseñada para no implantarse en definitiva en un punto, sino trasladarse frente a fenómenos particulares; "por eso se está moviendo constantemente".

Por ejemplo, expuso, de Michoacán ya se retiró, luego de que su última actuación consistió en proteger a las personas no armadas (fundamentalmente mujeres y niños), durante el enfrentamiento entre fuerzas antagónicas en La Ruana.

De hecho, aclaró que la salida de la Gendarmería de Michoacán ya estaba programada, porque precisamente se tenía previsto que se trasladara a Acapulco para garantizar un periodo vacacional decembrino exitoso, como ocurrió, al lograr la máxima ocupación hotelera en cuatro años.