Piden no minimizar golpiza de comando a estudiantes en Veracruz

Los voceros de los jóvenes agredidos, Julián Ramírez y Edith Escalón, dijeron que es indignante que las autoridades traten de minimizar el ataque contra los estudiantes y activistas.
El viernes pasado, alrededor de la 1 de la mañana, unos 10 hombres encapuchados armados golpearon a estudiantes y activistas en un cuarto en Xalapa.
El viernes pasado, alrededor de la 1 de la mañana, unos 10 hombres encapuchados armados golpearon a estudiantes y activistas en un cuarto en Xalapa. (Cuartoscuro)

Ciudad de México

Julián Ramírez y Edith Escalón, integrantes de la Asociación Defensora de los Derechos Humanos "Decide", acusaron al gobierno de Veracruz de intentar minimizar la golpiza que un comando dio a seis estudiantes y dos ex alumnos de la Universidad Veracruzana, el viernes pasado.

"Fue un ataque con una saña que únicamente se da cuando se quiere causar el mayor daño posible sin matar a alguien", dijo Julián en entrevista telefónica.

El viernes pasado, alrededor de la 1 de la mañana, unos 10 hombres encapuchados con equipo táctico, armas largas, machetes y palos con clavos golpearon a los jóvenes que estaban en un cuarto festejando el cumpleaños de uno de ellos.

Tres de los jóvenes fueron ingresados al Centro de Especialidades Médicas de Xalapa, debido a las heridas, fracturas, y contusiones.

"Los compañeros no están bien. Los tres que fueron hospitalizados han cambiado de clínica de salud por la falta de certidumbre de la atención que les estaban dando en ese hospital", explicó Julián.

Por su parte, Edith dijo que es indignante que el gobierno de Veracruz y las autoridades de la Universidad Veracruzana traten de minimizar el ataque contra los estudiantes y activistas.

Los jóvenes son cuatro hombres y cuatro mujeres que van de 19 a 32 años. Julián y Edith explicaron que los ocho se conocieron en el proyecto "Comedor Universitario" de la institución, el cual brinda alimentos a estudiantes de bajos recursos.

Sin revelar los nombres de los afectados, los voceros detallaron a MILENIO a qué se dedican los ocho jóvenes agredidos el viernes cuando festejaban el cumpleaños de uno de ellos en un cuarto en Xalapa.

Ingresaron a hospital

"A" tiene 23 años y es artista, cantante de rap-protesta con una letra muy fuerte contra el gobierno. Por cuestiones socioeconómicas se dio de baja de una carrera de ingeniería en la Universidad Veracruzana. Su facultad realiza los trámites para reincorporarlo.

Lesiones. Fractura en el cráneo y en la mano izquierda, suturas por golpes con armas y heridas causadas con los palos con clavos, contusiones en la cara. Permanece internado en un hospital privado.

"B" tiene 32 años. Acaba de darse de baja de la carrera de historia, trabaja y es activista en defensa de los ríos y contra las mineras.

Lesiones. Fractura en la nariz, los pómulos, la quijada, en la muñeca derecha y en el pulgar izquierdo. Además perdió unos cinco dientes frontales, y tiene varios golpes en el cuerpo. Fue dado de alta, pero necesita reconstrucciones faciales y de la dentadura.

"C" tiene 19 años. Estudia filosofía en la Universidad Veracruzana. Es activista antifracking y ambientalista.

Lesiones. Heridas con machete en cara y cabeza. Tiene un machetazo de 15 cm en el rostro, de la oreja a casi llegando a la boca. Lo picaron con la punta del machete en los brazos y le pegaban en los codos. Perdió dos dientes. Ya fue dado de alta.

No ingresaron a un hospital

"D" tiene 21 años y es estudiante de administración de empresas en la Universidad Veracruzana.

Lesiones. Fractura en la mano y cortadas en el cuerpo.

"E" tiene 20 años y estudia la carrera de pedagogía en la Universidad Veracruzana.

"F" tiene 21 años y estudia la carrera de pedagogía en la Universidad Veracruzana.

"G" y "H" tienen miedo y pidieron a los voceros no dar información de ellas.

Edith Escalón explicó que las cuatro jóvenes pudieron librarse de algunos golpes ya que se arrinconaron entre la cama y la pared, cuando el comando agredía a sus compañeros.

Sin embargo, afirmó que las mujeres tienen síndrome postraumático, esguinces y golpes de cachazo en la cabeza.