Dan formal prisión a asesino de colgado en La Concordia

Un juez penal abrió proceso contra Alejandro Gutiérrez Herrera o Ángel Alejandro Gutiérrez Vasconcelos, por homicidio calificado, delito por el que podría recibir una pena de hasta 50 años de cárcel.
La Procuraduría del DF difundió un retrato del hombre colgado de un puente en Iztapalapa para su identificación.
La Procuraduría del DF difundió un retrato del hombre colgado de un puente en Iztapalapa. (Especial)

Ciudad de México

La Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (SSPDF) aportó los elementos de prueba suficientes para que un juez dictara auto de formal prisión contra uno de los sujetos que participaron en el homicidio de una persona cuyo cuerpo fue encontrado colgado en el puente de la Concordia, en los límites del Estado de México y la delegación Iztapalapa.

El juez Quincuagésimo Primero Penal, con sede en el Reclusorio Preventivo Oriente, dentro de la causa penal 185/2015, determinó abrir proceso de tipo ordinario contra Alejandro Gutiérrez Herrera o Ángel Alejandro Gutiérrez Vasconcelos, como presunto responsable del delito de homicidio calificado.

Por tratarse de un delito grave, por el número de participantes en los hechos y por portar armas de fuego y utilizarlas contra el agraviado, los presuntos homicidas podrían alcanzar una pena de entre 20 a 50 años de prisión, de acuerdo al Artículo 128 del Código Penal vigente para el Distrito Federal.

El inculpado fue detenido gracias a los resultados periciales en materia de criminalística, informes de Policía de Investigación del Área de Video Inteligencia e informes del Centro de Control, Comando, Comunicaciones y Cómputo (C-4).

Así como la declaración de un testigo que fue clave para la ubicación y detención del presunto responsable el pasado 24 de octubre.

El pasado 19 de octubre al menos dos personas, entre ellas el involucrado, subieron a la víctima a una camioneta marca Chrysler, tipo Plymouth, color blanco con franjas color café y placas de circulación del Estado de México y durante el trayecto le dispararon privándolo de la vida, posteriormente colgaron el cuerpo en el Puente La Concordia, dejando un mensaje escrito en una cartulina.