Cifras muestran detenciones ilegales de la policía tapatía

La policía de Guadalajara violenta el debido proceso y detenidos por cometer delitos de alto impacto quedan en libertad.
Guadalajara sería el primer municipio en el estado que premie el desempeño de los policías
La gran mayoría de los indiciados son puestos en libertad, debido a que se violan sus derechos fundamentales por el elemento aprehensor. (Milenio (archivo))

Guadalajara

Por violaciones al debido proceso, personas que fueron detenidas por elementos de la Policía de Guadalajara por cometer delitos de alto impacto quedan en libertad y regresaron a las calles a seguir delinquiendo.
 
Ayer, el alcalde tapatío Enrique Alfaro, denunció que delincuentes reincidentes son dejados en libertad por el Agente del Ministerio Público, a pesar de que existen elementos suficientes para procesarlos por delitos de alto impacto.
 
Este martes, el comisario de seguridad pública de Guadalajara, Salvador Caro Cabrera, ofreció una rueda de prensa para explicar las supuestas fallas en la integración de las averiguaciones previas que concluyen en la libertad del delincuente.
 
El encargado de la policía mostró varias estadísticas que revelan que la gran mayoría de los indiciados son puestos en libertad, debido a que se violan sus derechos fundamentales por el elemento aprehensor, es decir, por el oficial de Guadalajara que participa en la detención.
 
De acuerdo con la Comisaría tapatía, del mes de octubre del 2015 a marzo del 2016, se realizaron 237 detenciones importantes, del total de aprehendidos 236 fueron puestos a disposición de la Fiscalía General del Estado y  uno fue presentado en la Procuraduría General de la República.
 
De las 236 personas que fueron puestas a disposición de la Fiscalía General del Estado, 115 fueron liberados por el Agente del Ministerio Público y 121 quedaron consignados ante un Juez del Fuero Común.
 
A 89 se les dictó formal prisión, 28 quedaron en libertad ya que se les detuvo de manera ilegal, en 4 casos el juzgador negó la orden de aprehensión,  71 pagaron una fianza y enfrentaron su proceso en la calle, a 23 se les decretó libertad por falta de elementos y 21 personas salieron libres bajo caución.
 
La estadística marca que se decretaron más libertades por detenciones ilegales que por faltas de elementos probatorios y bajo caución.