Muere pareja en accidente automovilístico en Allende

José Miguel Rivera García, quien conducía el vehículo, perdió el control y se impactó contra un poste de energía eléctrica y una camioneta. 
El accidente ocurrió en el kilómetro 223 de la Carretera Nacional, a la altura del sector Buenavista.
El accidente ocurrió en el kilómetro 223 de la Carretera Nacional, a la altura del sector Buenavista. (Yadith Valdez )

Monterrey

Su mascota fue el único sobreviviente... y en todo momento se negaba a abandonarlos.

De manera trágica perdió la vida un matrimonio de edad madura, luego de estrellar su vehículo a gran velocidad, contra un poste de energía eléctrica en el municipio de Allende.

El accidente sobrevino cuando el conductor perdió el control del volante al pasar por una curva, y la unidad se proyectó hacia un desnivel tras chocar contra una camioneta que iba adelante.

Los hechos ocurrieron momentos antes de las 14:00 horas en el kilómetro 223 de la Carretera Nacional, a la altura del sector Buenavista.

Hasta aquel lugar se desplazaron elementos de la Cruz Roja local, de Protección Civil y de Bomberos, quienes tuvieron que utilizar el equipo de rescate urbano debido a que los cuerpos de las víctimas quedaron prensados.

El conductor se llamaba José Miguel Rivera García, de 61 años de edad, y quien tenía su domicilio en la calle 5 de Mayo, en la zona centro del municipio de Cadereyta.

Rivera García era acompañado por una mujer, identificada como Silvia López Ramírez, de la misma edad y quien era su esposa.

Ambos viajaban en un vehículo Chevrolet Tracker color gris plata, el cual portaba placas de circulación de Nuevo León. Se desplazaban de sur a norte, es decir, de Allende a Montemorelos.

En un tramo suburbano en la salida sur del municipio, donde la velocidad máxima permitida es de 60 kilómetros por hora, el automovilista perdió el control al tomar la curva.

En primera instancia chocaron contra una camioneta Silverado de color rojo, en la que viajaba un hombre y su esposa, quienes no sufrieron lesiones.

El coche de las víctimas se proyectó de manera brusca contra un poste de concreto de la CFE, mismo que quedó derribado, no así los cables de 13 mil 500 voltios, en el patio de un lote de autos.

NUNCA LOS ABANDONÓ

La pareja quedó prensada y falleció de manera casi instantánea. Un perrito de la raza Chihuahua que los acompañaba, quedó ileso y permaneció varios minutos dentro del vehículo.

Como si cuidara de sus amos, ya sin vida, el perrito se limitaba a observar a las personas que se acercaban al lugar de la tragedia.

En todo momento se negó a retirarse o a ser extraído por los socorristas, mostrándose agresivo contra quien intentara tomarlo.

Fue hasta que escuchó el ruido del equipo y herramientas hidráulicas cuando el can salió corriendo. Asustado, cruzó todos los carriles y se metió a un taller ubicado sobre la acera oriente.

En el sitio del accidente se coordinó el personal de Servicios Periciales con el de la Policía Federal, para llevar a cabo las respectivas investigaciones.

Las autoridades suponen que fueron la velocidad inmoderada, la falta de precaución y la impericia, las principales causas del fatal estrellamiento.