Con la captura, el cártel pierde 50% de liderazgo

“Voluntad del Estado contra el narcotráfico”: ex director del Cisen.
Guillermo Valdés.
Guillermo Valdés. (Milenio)

México

La detención de Joaquín, El Chapo, Guzmán es producto del esfuerzo sistemático, permanente y laborioso de inteligencia de las agencias de seguridad del Estado, con la cual se elimina un 50 por ciento de la dirigencia del cártel del Pacífico, consideró el ex director del CISEN Guillermo Valdés.

En entrevista radiofónica con Manuel Feregrino, declaró: “Qué bueno que se concretó la detención de este señor, que junto con Ismael El Mayo Zambada, tienen la dirección estrategia y operativa de la organización más importante del narcotráfico en México… No significa su desaparición, pero si un debilitamiento importante”.

Contrario a lo que se menciona, dijo, la fortaleza del capo continuaba siendo importante en la organización, fue un elemento fundamental para relanzar al cártel desde que se fugó de la cárcel en 2001, debido a la competencia con otras organizaciones, como las del Golfo y de Juárez.

“Fue un líder decisivo para relanzar al del Pacífico y eso ayuda a dimensionar el tamaño de este golpe”, reiteró.

En ese sentido, puntualizó que el mensaje de los hechos radica en la voluntad política del Estado para golpear a las organizaciones criminales, algo que toma tiempo, creando una tarea laboriosa que “desemboca en este tipo de acciones, el Estado con todos sus recursos atacando a estas organizaciones”.

Por otro lado, explicó que será necesario analizar si esta detención derivaría en un caso similar al de los Arellano Félix.

“Habrá que ver si estaba fracturado o a punto de romper con Zambada. Si es así, habrá un proceso de confrontación fuerte entre bandos, debilitándose más. Y si no es cierto, Zambada se hará cargo de esto”.

Añadió que con la información que se genere a través de las agencias de seguridad, el gobierno seguirá dando golpes a la organización, “mientras menos fuertes sean y más golpeadas estén, vamos en camino correcto”, concluyó.