No permitirán manifestaciones violentas a policías cesados

Apuntó que al desprenderse de un importante número de elementos de la policía de Puerto Vallarta, la Fuerza Única estará dando apoyo al municipio cuando y donde sea necesario.
Nájera dijo que cada ayuntamiento tendrá que ver la viabilidad que tiene para darles opción en otra dependencia, de acuerdo a su capacidad económica, como lo reclaman algunos de esos elementos.
Nájera dijo que cada ayuntamiento tendrá que ver la viabilidad que tiene para darles opción en otra dependencia, de acuerdo a su capacidad económica, como lo reclaman algunos de esos elementos. (Guillermo Gómez Pastén)

Puerto Vallarta

El Fiscal del Estado, Luis Carlos Nájera, advirtió que los policías que fueron cesados en las diferentes corporaciones de seguridad por no aprobar los exámenes de control y confianza pueden manifestarse libremente, pero sin violentar la ley, porque de ser así se tomarán las acciones correspondientes.

En rueda de prensa en el palacio municipal de Puerto Vallarta, al referirse al reclamo que han realizado policías municipales que fueron dados de baja en días pasados, dijo que “si hay algún acto violatorio de la ley, o se agrede a alguna persona, o se toma una acción violenta por este pretexto, serán sujetos de sanciones; invitamos a hacer mesas de diálogo, manifestase libremente, pero vigilaremos que todo sea con apego a la ley”.

 

Apuntó que al desprenderse de un importante número de elementos la policía local, la Fuerza Única estará dando apoyo al municipio cuando y donde sea necesario.

 

Informó que a las autoridades municipales se les informó que 153 elementos no aprobaron y cien tienen la opción de ser reevaluados y están en ese proceso, por lo cual pueden continuar de alguna forma dentro de la institución.

“Pero 53 fueron catalogados como de alto riesgo y por ningún motivo pueden permanecer más allá del día 30 de octubre, con una posible responsabilidad ante las autoridades tanto del director como del alcalde, quienes así están cumpliendo un mandato legal”.

 

Detalló que al referirse a “alto riesgo” se habla desde problemas psicológicos hasta problemas de vinculación con delitos, incluso graves.

Cuestionado sobre el papel que ese grupo de policías cesados podrían tener en la sociedad, respondió que “siempre es mejor tenerlos abiertamente del otro lado a que estén pasando información de los operativos. En la Fiscalía hemos consignado elementos activos porque no vamos a permitir que nadie manche el buen nombre y el uniforme. Casos graves de corrupción, de complicidad se han vivido a nivel nacional y no queremos estar en el mismo esquema”.

 

Dijo que para cubrir esas vacantes, cada una de las instituciones tendrá que trabajar para captar elementos que estén evaluados en la cuestión poligráfica, “por eso les pedimos (a los aspirantes) que antes de que vayan a sus academias se evalúen dentro del polígrafo para que sepamos que son aptos para formar parte de una corporación”.

Dijo que cada ayuntamiento tendrá que ver la viabilidad que tiene para darles opción en otra dependencia, de acuerdo a su capacidad económica, como lo reclaman algunos de esos elementos.

El funcionario aseguró que este proceso no es un tema de populismo. “Hemos platicado con el alcalde, a algunos se les está buscando algún apoyo económico, pero ya no pueden ser policías de ninguna forma. No tomemos este tema como una bandera partidista porque estaríamos violentando una ley federal e incurriendo en responsabilidades graves”.

 

Por su parte, el presidente municipal, Ramón Guerrero Martínez, reconoció que “como autoridad municipal estamos obligados a acatar el mandato de ley, que es parte de la reestructuración que se realiza en todo el país”.

Dijo que pidió a la Fiscalía refuerzos para el patrullaje de la ciudad y que el Subsemun previene la indemnización de los elementos que son dados de baja.