Concluye semana de cateos en ceresos de Guerrero

Durante esta semana se registraron 15 decesos de reos; 11 de ellos en el penal de Iguala, 3 en el de Acapulco y uno en Chilpancingo.

Chilpancingo

Este domingo cerró una semana de cateos en los Centros de Reinserción Social (Ceresos) que mayor población tienen en Guerrero, tras una escalada de violencia que generó más de 15 muertos.

La semana comprendida del 1 al 7 de enero arrojó un saldo de 15 muertos en tres penales de la entidad; 11 en el de Iguala, 3 en el de Acapulco y uno en Chilpancingo.

En medio de la tensión generada por los acontecimientos que captaron la atención de los medios de comunicación de todo el país se produjo la renuncia del almirante Sergio Lara Montellanos, quien dejó la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) a seis meses de rendir la protesta de rigor.

Sin Lara Montellanos al frente, la SSP ordenó la incursión de la Fuerza Estatal (FE) en los penales de Chilpancingo, Acapulco y Coyuca de Catalán, el de Iguala lo revisaron desde la jornada del 3 de enero, cuando se vivió la confrontación más violenta del inicio de año.

Leonardo Vázquez Pérez, encargado de despacho de la SSP dio a conocer que el jueves se desarrolló un operativo de cuatro horas en el penal de Chilpancingo, el saldo fue de varias armas, porciones de droga y diferentes aparatos en poder de los presos.   

Mientras la Policía del Estado ingresaba con equipo anti motín, militares y Policía Federal (PF) resguardaban el perímetro para evitar fugas o la incursión de civiles armados.

Los  850 elementos de la Fuerza Estatal que ingresaron, tomaron fotografías de los reclusos con el fin de corroborarlas con sus expedientes, fichas signaléticas y la base de datos del Sistema Penitenciario.

En la operación se decomisaron mil 200 gramos de goma de opio; 800 gramos de cocaína; 564 dosis de sustancias psicotrópicas, una pistola calibre 380, modelo Indwach, matrícula CPA024161 con un cargador abastecido de seis cartuchos útiles.

Se requisaron 18 mil 840 pesos en efectivo; 835 armas blancas como tijeras, cuchillos, navajas y puntas, entre otras; dos frigobares; dos ventiladores; 36 reproductores de DVD; mil 475 películas pirata; 64 televisores y pantallas de plasma; nueve modulares; ocho grabadoras; 28 teléfonos celulares y dos teléfonos inalámbricos.

Se incautó una consola de videojuegos Xbox; cuatro licuadoras; una computadora laptop; un horno de microondas; 52 calculadoras y 18 controles remotos.

En el Cereso de Acapulco se revisó a 2 mil 627 internos; se decomisaron 380 armas punzocortantes; cinco pantallas de plasma; cuatro modulares; cinco bocinas; diez grabadoras portátiles; 18 reproductores de DVD portátiles; nueve radios USB; dos consolas de videojuegos tipo Xbox; una consola de videojuegos tipo Play Station 2 y ocho memorias USB.

También se aseguraron 45 controles remotos; un reproductor de MP3; cuatro controles de videojuegos; 45 DVDs; cuatro teléfonos de pared; tres teléfonos celulares; un acordeón; un cronómetro; tres calculadoras; tres auriculares sueltos; dos adaptadores micro SD; dos pares de botas y aproximadamente mil discos piratas.

Ahí se encontraron dosis muy pequeñas de marihuana y de polvo blanco, presuntamente cocaína.

La semana cerró con un operativo de revisión en el penal de Coyuca de Catalán, en la Tierra Caliente de Guerrero.

Ahí se aseguraron dos pantallas de plasma; 4 radiograbadoras, 2 bocinas para minicomponente y 11 dvds.

De ahí se sacaron cuatro que se reubicaron en los penales de Ometepec, de San Luis Acatlán, de Chilapa de Álvarez y de Tlapa de Comonfort, para evitar las agresiones como la del 3 enero.