Corte revisa sentencias de policías en caso News Divine

La SCJN atrajo tres de los amparos promovidos por elementos de la SSPF al considerar que podrían servir de base para pronunciarse sobre temas jurídicos importantes.
Archivo Milenio
Archivo Milenio (Archivo)

Ciudad de México

La Suprema Corte de Justicia resolvió atraer tres amparos promovidos por elementos de la Secretaría de Seguridad Pública del DF acusados de homicidios culposos por el caso de la discoteca News Divine, en el que 12 personas perdieron la vida en 2008.

Los agentes que promovieron los amparos consideraron que la condena era ilegal alegando que su intervención únicamente obedeció a órdenes de sus superiores jerárquicos.

Los casos fueron atraídos por la SCJN al considerar que el asunto podía establecer precedentes en temas jurídicos importantes, como el nivel resposabilidad penal de los agentes al ejecutar órdenes de superiores.

Otro punto es la duración de un juicio como el de los los agentes, mismo que se extendió por más de 5 años, en este tema, la Corte destacó el tema de "las condiciones de actualización de la violación al derecho humano de juzgamiento en plazo razonable".

El 20 de junio de 2008, SSPDF,junto conotras autoridades ejecutó una orden de revisión en la discoteca tras una denuncia de venta de alcohol y droga a menores de edad. En el operativo participaron diversos elementos de la policía, quienes cercaron el inmueble y procedieron a desalojar a un grupo numeroso de jóvenes, para ello, formaron una valla desde la puerta principal para conducir a los jóvenes hasta los autobuses que los trasladarían ante las autoridades correspondientes.

Sin embargo, como el número de personas que estaban en el interior sobrepasó la capacidad del transporte, se dio la orden de cerrar la puerta de acceso al establecimiento, en espera de más autobuses que auxiliaran en el traslado.

Sin embargo, después  se ordenó cortar la electricidad provocando que se apagaran las luces y los ventiladores en el interior con lo que los jóvenes intentaron desesperadamente salir del local empujando las puertas de salida.

Cuando una de las puertas se venció por la fuerza de los jóvenes, los policías que estaban en el exterior recibieron la orden de replegar la valla para evitar que salieran. Esta contención por la policía obligó a los jóvenes a salir por espacios reducidos y de forma atropellada. Como consecuencia de estas acciones, siete personas resultaron lesionadas y otras doce perdieron la vida.