Murillo: sobra sustento de que normalistas fueron asesinados

El procurador Jesús Murillo Karam dijo que las confesiones de los implicados en los hechos están sustentadas con dictámenes periciales y testigos.

Ciudad de México

El procurador general de la República, Jesús Murillo Karam, afirmó que la investigación que realizó por la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, "sobra el sustento" de que los jóvenes fueron asesinados por el grupo criminal Guerreros Unidos.

Mencionó que la confesión de los delincuentes es una parte de las pruebas, misma que está sustentada con dictámenes periciales y testigos.

"Aquí sobra el sustento. Están desaparecidos, fueron detenidos por policías, los policías declaran que se los entregaron a estas gentes (de Guerreros Unidos), declaran que los llevaron a un basurero; estas gentes confiesan que ahí los mataron; estas gentes dicen que los desaparecieron y los echaron al río (San Juan).

"Pero además de todo eso que nos dicen, se va corroborando paso por paso y prueba con prueba. Están los restos en el basurero que están en el río. Están las camionetas que los trasladaron, están los testigos, están los trabajadores que no los dejaron entrar al basurero; están los propios que los entregaron, están las pruebas periciales", puntualizó.

En entrevista con Carlos Marín en El Asalto a la Razón, que se transmite en Milenio Televisión, el funcionario federal rechazó una vez más que el Ejército haya participado en estos sucesos.

"La única presencia detectada del Ejército es el momento en la clínica donde están los muchachos que no fueron detenidos. Le informan a la Zona Militar que hay alguien armado. Para eso sí hay una reacción conforme a los protocolos de actuación del Ejército; revisan en la clínica y las versiones de todos es que no hubo ninguna detención, ningún amago de algún tipo.

"Se dicen maltratados algunos de los alumnos; algunos dicen que les quitaron sus celulares, pero ninguno fue sacado de ese lugar.

"El director de la clínica señala que el Ejército con toda amabilidad los trató. Le preguntó (El Ejército) si necesitaban algo; le preguntó al director si había necesidad de seguridad, sólo para proteger y se regresan a su cuartel", explicó Murillo Karam.

Ante los reclamos de los padres de las víctimas, de porqué no ha acusado a los involucrados en el caso por el delito de desaparición forzada, el procurador recordó que el primero que habló de desaparición forzada fue él.

"Cuando vi los elementos del evento y vi que la policía estaba metida dije que los consignaría por desaparición forzada. Y a los primeros que pude los consigné por desaparición forzada.

"Cuando identificamos la tumba donde dicen que habían enterrado los cuerpos, hicimos la investigación y detuvimos a los policías que lo hicieron, los acusamos de desaparición forzada", añadió.

Mencionó que va acusar de desaparición forzada a los policías que participaron en el asunto, al ex presidente municipal de Iguala, José Luis Abarca Velázquez, y a los jefes de la policía de esa localidad y Cocula, así como a todos aquellos que hayan sido funcionarios y que hayan tenido que ver con este asunto.