Lloramos porque los extrañamos: papás de normalistas

Carmen Cruz, madre del normalista desaparecido Jorge Luis Cruz Mendoza, reprochó que la PGR dé "más valor a la palabra de un delincuente que la de uno de nosotros".
Felipe de la Cruz, vocero de los padres de los normalistas, aseguró que la lucha para esclarecer la desaparición de los estudiantes seguirá hasta las últimas consecuencias.
Felipe de la Cruz, vocero de los padres de los normalistas, aseguró que la lucha para esclarecer la desaparición de los estudiantes seguirá hasta las últimas consecuencias. (Cuartoscuro)

Ciudad de México

Los papás de los normalistas desaparecidos están inconformes, enojados, "destrozados" y decepcionados. No creen a la investigación de la Procuraduría General de la República ni mucho menos en los testimonios de criminales que afirman asesinaron, calcinaron y arrojaron a un río los restos de los estudiantes.

"El gobierno nos ha pisoteado, nos ha destrozado y no estamos de acuerdo en todo lo que (funcionarios de la PGR) están diciendo", dijo Epifanio Álvarez, padre de un normalista durante la conferencia de familiares de los estudiantes, en el Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez.

"Primero nos dijeron que (los normalistas) estaban en fosas, luego en el basurero, no podemos aceptar nada, porque no tenemos suficientes pruebas de eso (...) no podemos irnos a nuestra casa con este dolor que cargamos", expresó.

Esta tarde el procurador General de la República, Jesús Murillo Karam, dijo que los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos la noche del 26 de septiembre en Iguala, Guerrero, fueron "privados de la libertad, privados de la vida, incinerados y arrojados al río. En ese orden. Ésta, es la verdad histórica de los hechos, que debe tener validez jurídica ante los órganos jurisdiccionales".

Ante la declaración de la PGR de que las pertenencias, incluso celulares de los jóvenes fueron quemados, Epifanio Álvarez afirmó que a los 15 días de que los normalistas desaparecieron, llamó a uno de los estudiantes y sí timbraba, aunque no le contestaban.

"Cada que el procurador saca sus noticias, nuestros hijos nos hablan y nos hablan llorando con un dolor profundo. Eso es doloroso, no sabemos cómo calmar a nuestros hijos. Si pudiera dar mi vida para que mi hijo volviera la daría, pero desgraciadamente no podemos hacer nada. Esto es desgarrante", explicó.

Cristina Bautista, madre de un normalista, reconoció que han llorado a sus hijos, "no porque creamos que están muertos, sino porque los extrañamos".

"Damos la vida por nuestros hijos, que realicen sus sueños, ellos apenas están empezando a crecer", mencionó.

En la conferencia para fijar la postura de los familiares y organizaciones que los apoyan tras el anuncio de la PGR, también estuvo Carmen Cruz, madre del normalista desaparecido Jorge Luis Cruz Mendoza, quien reprochó que la Procuraduría dé "más valor a la palabra de un delincuente que la de uno de nosotros".

Dijo que el 19 de octubre la cuenta de Facebook de su hijo apareció que estaba como conectado y eso cómo es posible si, según la PGR, quemaron las pertenencias de los alumnos.

Insistió en que el Ejército sí participó la noche del 26 de septiembre porque "empezaron a bloquear calles para poder hacer bien su operación (...) esos militares ya los habían amenazado (a los normalistas) antes diciéndoles que se largaran de ese lugar y que si regresaban los mataban".

Estanislao Mendoza, con la fotografía de su hijo desaparecido en mano, dijo que en México "no hay justicia para los pobres, para los campesinos, para los que lo necesitamos. Nosotros vamos a entrar más fuerte en la lucha, los padres van a ser una sombra para Peña Nieto en donde ande".

El alumno de la Normal Rural de Ayotzinapa, David Flores, consideró que las elecciones son el interés político del gobierno para que la PGR cierre el caso y dé a conocer "informaciones basadas simplemente en hipótesis, en criminales", siendo que faltan más personas por detener.

Por su parte, Clemente Rodríguez, familiar de un normalista, dijo que seguirán en su lucha hasta las últimas consecuencias.

En su turno, Fernando dijo "hemos dejado todo por venir en la búsqueda de nuestros hijos. Es por eso que pedimos que haya justicia. Queremos exigir al gobierno de Peña que presente a cada uno de ellos y se dejen de tanta mentira. Hoy quieren lavarse las manos, pero el pueblo y los padres no vamos a descansar hasta saber donde se encuentran nuestros hijos".

Una madre de un normalista dijo que los familiares "lucharemos para que no haya elecciones hasta que presenten a sus hijos. Estamos sufriendo pero no vamos a descansar hasta encontrarlos".