Militares ejecutaron a 15 en Tlatlaya: CNDH

El ombudsman nacional, Raúl Plascencia, dijo que hubo alteración en el lugar de los hechos para tratar de simular un tiroteo; emitió una recomendación para la Sedena, PGR y PGJEM.

Ciudad de México

De los 22 presuntos delincuentes que murieron en una bodega en el municipio de Tlatlaya, Estado de México, se puede presumir que 15 de ellos fueron ejecutados por el Ejército, pues ya se habían rendido, señaló la Comisión Nacional de Derechos Humanos al concluir las investigaciones por este caso.

La CNDH emitió una recomendación por este caso, la cual fue dirigida a la Secretaría de la Defensa Nacional, la Procuraduría General de la República y a la Procuraduría del Estado de México.

En conferencia de prensa, el presidente de la CNDH, Raúl Plascencia, afirmó que durante la investigación por el caso Tlatlaya, la CNDH encontró obstáculos, uno de ellos es que las autoridades hayan divulgado que era un enfrentamiento cuando eso fue una falsedad

Además, dijo, hubo alteración en el lugar de los hechos para tratar de simular un tiroteo y le proporcionaron a la comisión fotografías a modo de ocultar que había sido una ejecución.

Plascencia expresó que hasta el momento ningún militar tiene un proceso penal abierto por homicidio.

El titular de la CNDH solicitó la reparación del daño a los familiares de las víctimas y de las dos mujeres sobrevivientes que están presas en el penal de Nayarit.

"No soy ratero"

"Ni soy ratero ni soy un político narcotraficante", afirmó Raúl Plascencia, luego de que algunos medios lo acusaron de tener propiedades millonarias.

El ombudsman nacional dijo que han puesto en riesgo a su familia, además, de que esta tarde prevé decidir si buscará la reelección al frente de la CNDH.

El titular de la comisión mencionó que durante 15 años ha sido servidor público y con las publicaciones hechas en su contra se siente amenazado.

Dijo que ponen en riesgo a él y a su familia al hacer pública información falsa; es como "ponerme de blanco fácil a la delincuencia".

Afirmó que las opiniones en su contra por el trabajo que realiza la CNDH tienen otros intereses y no el aportar un avance en materia de derechos humanos en México.