"No cargo" con fuga de jefe de Policía en Iguala: ex fiscal

Iñaki Blanco dijo que el ex secretario de Seguridad, Felipe Flores, no fue detenido inmediatamente tras los ataques a normalistas de Ayotzinapa porque no existían señalamientos contra él.
El procurador estatal, Iñaki Blanco Cabrera, en conferencia de prensa.
El ex fiscal de Guerrero, Iñaki Blanco Cabrera. (Héctor Téllez)

Ciudad de México

El ex fiscal de Guerrero, Iñaki Blanco, afirmó que no es responsable de que el entonces secretario de Seguridad Pública de Iguala, Felipe Flores Velázquez, se haya fugado tras los ataques contra normalistas el 26 y 27 de septiembre de 2014, ya que no podía ser detenido en esos momentos porque no había señalamientos contra él, e incluso, compareció dos veces.

Afirmó que no fue su responsabilidad el escape del ex mando policiaco, pues era un trabajo institucional. "Yo no cargo con ello. A mí me tocó estar al frente de la institución. Pero el trabajo es institucional (...) Participaron muchísimas personas".

Explicó que ocho o 10 días después dos elementos de Protección Civil declararon que escucharon por radio que el ex secretario de seguridad dio órdenes a los policías para actuar contra los estudiantes; sin embargo, Flores Velázquez ya había huido.

"Él (Felipe Flores) comparece en dos distintos momentos y facilita cosas que le pide el Ministerio Público. No existían señalamientos contra este personaje. No podríamos proceder contra él", indicó en entrevista para Grupo Fórmula, con Ciro Gómez Leyva.

El ex funcionario aseguró que los expertos de la CIDH no lo buscaron a él ni a sus colaboradores para entrevistarlos respecto al primer informe presentado.

Explicó que la noche del 26 de septiembre de 2014 y la madrugada del 27 fue una noche complicada, "una noche en que nos sentimos solos", pero contaron con algunas autoridades e información de que policías de Iguala y Cocula habían participado en el ataque contra estudiantes.

Dijo que iniciaron la investigación en ese momento y concentraron a los policías de guardia y francos, los desarmaron, aseguraron las patrullas y tomaron declaraciones. Después realizaron pruebas periciales.

Afirmó que revisó el informe de la CIDH sobre el caso Ayotzinapa y dijo que él hizo público que fue encontrada ropa presuntamente de los normalistas desaparecidos. "Mencioné cuántas ropas encontrarnos, donde y que había al parecer sangre".

Sobre el quinto camión, que la CIDH consideró podía haber transportado droga sin que lo supieran los estudiantes y por ello fueron agredidos, dijo que esa versión surgió a partir de las declaraciones de los estudiantes y que lo tuvieron presente.

Afirmó que no lo dio a conocer en su momento porque es información que solo se aporta con evidencias y pruebas y que la PGR deberá explicarlo al ser parte de una averiguación previa.