La investigación del caso Iguala no está cerrada: PGR

El procurador Jesús Murillo Karam aclaró que ayer informó sobre la consignación por homicidio de los 43 normalistas y que la averiguación sigue en curso.
El 28 de enero el ex procurador Jesús Murillo Karam presentó "la verdad histórica" sobre el caso Iguala.
El procurador general de la República dijo ayer que hay certeza jurídica de que los normalistas de Ayotzinapa fueron asesinados, incinerados y arrojados al río. (Cortesía)

Ciudad de México

El procurador general de la República, Jesús Murillo Karam, aseguró que la investigación por la desaparición y homicidio de 43 normalistas de Ayotzinapa no está cerrada.

"Dije que no había terminado la averiguación, que estaba abierta", afirmó en entrevista radiofónica con Ciro Gómez Leyva.

Explicó que con la información disponible hasta ahora "lo que hice fue consignar por homicidio, no podía ser de otra manera". Pero la investigación "no ha terminado".

Dijo que entre los pendientes del caso está el cumplimiento de las órdenes de aprehensión y la integración de averiguaciones que se van a acumular a las que ya se plantearon, incluida la de desaparición forzada.

Sobre el informe que rindió ayer la PGR, dijo que "es una investigación, de veras, mucho, más difícil que cualquier otra, pero está muy bien hecha". Aseguró también que "el secreto en esto es no especular, cuando se afirma algo es porque hay con qué probarlo".

"Tengo tres individuos que me confiesan haber matado. De no consignarlos, la única opción es dejarlos en libertad", dijo Murillo Karam.

Cuestionado sobre quién mandó a los normalistas a Iguala el 26 de septiembre, dijo que "mientras no sea un asunto delictivo, no le compete a la Procuraduría".

Felipe Rodríguez Salgado, "El Cepillo", dijo en su declaración ministerial que un operador de la banda de Los Rojos "pagó" a José Luis Hernández Rivera, director de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa, por enviar a los estudiantes a realizar "desmadres" a Iguala el 26 de septiembre.

Al respecto, el procurador general de la República dijo que se trata de dichos de terceros, pero "en el caso de que surgiera una duda que es un asunto que amerite la intervención de la procuraduría, se haría".

En entrevista con Adela Micha en Grupo Imagen, Murillo Karam dijo que está seguro del homicidio. "Hay una prueba de ADN que identifica al conjunto".

"Yo no tengo ninguna duda en cuanto a las declaraciones, hay una ilación clarísima en todas las declaraciones", aseguró. "Para mí todo es clarísimo, todo el recorrido del asunto desde el principio hasta el final".

"Yo pude haber tenido una convicción cuando oí las primeras declaraciones, con la detención del 'Cepillo' confirme plenamente", afirmó. Sobre las contradicciones en los detalles de cómo fueron los hechos, dijo que "mi papel como fiscal serán comprobar contra un juez".

"Duele, pero es elemental, no puedo consignar por homicidio si yo no creo que es homicidio", dijo Murillo Karam.

Murillo Karam dijo, en entrevista con Joaquín López Dóriga en Grupo Fórmula, que la acusación contra los detenidos es "por secuestro agravado, son 140 años, el agravante es el homicidio".

Explicó que para efecto penal, la Procuraduría considera muertos a los 43 normalistas, lo siguiente es sostener con pruebas esa acusación en un juicio, y si el juez concluye que los hechos fueron como dice la PGR, entonces jurídicamente estarían muertos. Mientras tanto, "Jurídicamente todavía (están) desaparecidos".

- ¿Éste va a ser un caso que va a estar vivo para siempre?, le preguntó López Dóriga.

- Sí, respondió el procurador general de la República.

Dijo que casos como el de Ayotzinapa "no se cierran casi en el mundo".

Ayer Jesús Murillo Karam dijo que "la verdad histórica" es que los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos el 26 de septiembre en Iguala fueron asesinados, incinerados y arrojados al río.

En una presentación sobre el caso, la PGR informó que se han realizado 487 dictámenes periciales para soportar la narrativa sobre los hechos, que hay 99 detenidos y prófugos, 386 declaraciones ministeriales, 153 inspecciones ministeriales, 16 cateos, 3 reconstrucciones de los hechos, y un expediente integrado por 85 tomos y 13 anexos.