A casi tres años del caso Sicilia

El asesinato de Juan Francisco, hijo del poeta Javier Sicilia, fue el desplome de un grito de "estamos hasta la madre" de la violencia, y con ello, la detención de 22 implicados en el homicidio.
El poeta Javier Sicilia
El poeta Javier Sicilia (EFE)

Ciudad de México

Juan Francisco Sicilia Ortega, hijo del poeta Javier Sicilia, tenía 24 años cuando fue asesinado, el 27 de marzo de 2011.

Estudiante de administración, él y seis amigos fueron hallados sin vida en el interior de un vehículo con matrícula del estado de Guerrero, el día 28, en del fraccionamiento Las Brisas, en Temixco, Morelos.

Tres de los cuerpos estaban en los asientos y cuatro más en la cajuela. Los siete se encontraron atados de pies y manos. Tenían huellas de tortura y asfixia.

Los cadáveres pertenecían a María del Socorro Estrada, de 44 años, empleada de un hotel y habitante de Temixco; Jaime Gabriel Alejo Cadena, de 25 años, comerciante y vecino de la colonia Delicias; Álvaro Jaimes Aguilar, empleado de seguridad privada y avecindado en Temixco.

Además de Julio César y Luis Antonio Romero Jaimes, estudiante y empresario, respectivamente; y Jesús Chávez.

Según la Procuraduría General de la República, la muerte del joven ocurrió luego de iniciar un pleito con los trabajadores del valet parking, al acusarlos de haber robado una cámara fotográfica y un celular.

Un hombre apodado "El Rojo, operador del Cártel del Pacífico Sur, sometió a las víctimas en ese lugar. Julio de Jesús Hernández Radilla, El Negro", líder del ese cártel, es acusado de ordenar el multihomicidio.

A raíz de la muerte de su hijo, Sicilia anunció el 2 de abril su retiro como poeta e inició su activismo a favor de las víctimas de la violencia en México, bajo la consigna "¡Estamos hasta la madre!".

El 13 de abril, casi un mes después del multihomicidio, la Procuraduría General de la República dio a conocer los nombres de los presuntos responsables, entre ellos integrantes del Cártel del Pacífico Sur: Julio César Radilla y José Luis Luquin Delgado.

La Policía Federal señaló como principal hipótesis del multihomicidio la venganza por un incidente que tuvieron dos de los acompañantes de Juan Francisco 10 días antes del crimen.

Ese mismo día, después de una misa en memoria de los fallecidos, Sicilia encabezó una marcha silenciosa en Cuernavaca, 13 días después surgió el Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad.

El 5 de mayo salió de Cuernavaca la primera marcha de ese movimiento, que 3 días después, en el DF, anunció el Pacto Nacional y la Caravana por la Paz.

El Movimiento por la Paz ha logrado reunir a más de 20 mil personas que exigen justicia y el fin de la violencia.

El 9 de mayo de 2011, el entonces presidente Felipe Calderón dialogó en privado con el poeta en la residencia oficial de Los Pinos.

El 25 de mayo, se informó que la Policía Federal detuvo a Julio de Jesús Radilla Hernández, 'El Negro' supuesto autor intelectual y material del asesinato del hijo de Javier Sicilia y otras seis personas.

El criminal fue detenido en Coatzacoalcos, Veracruz, junto con José Luquín Delgado, 'El Jabón,' sospechosos del multihomicidio y Valentín Ortiz López, posible jefe de seguridad del cártel del Pacífico Sur en Morelos.

El 4 de junio de 2011 arrancó la primera Caravana por la Justicia y la Dignidad y se firmó el Pacto Nacional contra la Inseguridad en Ciudad Juárez, Chihuahua

Encabezado por el presidente Felipe Calderón y Javier Sicilia, inició en el Castillo de Chapultepec el diálogo por la paz en México, el 23 de junio. En la reunión, el poeta dijo al mandatario:

"Aquí, señor Presidente, vean bien nuestros rostros, escuche nuestros nombres, estamos los familiares de las víctimas inocentes. ¿Le parecemos bajas colaterales? No somos cifras. Venimos a que conozcan la deuda que el Estado mexicano tiene con las víctimas. Usted, señor presidente, está obligado a pedir perdón a la Nación y en particular a las víctimas".

Calderón Hinojosa respondió al llamado de Sicilia: "Coincido en que debemos pedir perdón por no proteger la vida de las víctimas pero no por haber actuado contra los criminales que están matando a las víctimas. Eso, definitivamente, es un error y en eso, Javier, sí estás equivocado".

El movimiento planteó al gobierno federal esclarecer asesinatos y desapariciones y nombrar a las víctimas; poner fin a la estrategia de guerra y asumir un enfoque de seguridad ciudadana.

Además de combatir la corrupción y la impunidad; atacar la raíz económica y las ganancias del crimen; y atender de emergencia a la juventud y acciones efectivas de recuperación del tejido social.

EL entonces presidente Felipe Calderón creó la Procuraduría de Atención a Víctimas del Delito el 7 de septiembre de 2011.

Para el 23 de septiembre de ese año se llevó a cabo la segunda parte de los diálogos por la paz.

El 9 de enero de 2012, se promulgó la Ley de Víctimas, uno de los logros del movimiento encabezado por Javier Sicilia.

El poeta recorrió más de 25 ciudades de Estados Unidos a partir del 11 de agosto de 2012, a fin de criticar la controvertida política al control de armas, el maltrato a los migrantes y la 'guerra contra el crimen' de Calderón.

Tras haber concluido la Caravana por la Paz en Estados Unidos en septiembre de 2012, Javier Sicilia anunció que tomaría un descanso para estar con su familia, sin precisamente salirse del movimiento.

El 15 de enero de 2014, la Fiscalía General del Estado de Chihuahua informó sobre la detención de Ángel Salvador Taboada Villanueva, 'El Cone' o Conejo, en esa entidad.

Según el ex abogado del poeta, Julio Hernández Barros, informó que con 'El Cone' suman 22 detenidos por el homicidio de Juan Francisco Sicilia y seis personas más, el 27 de marzo de 2011.