Los 6 cárteles mexicanos en la mira de la DEA

En su informe de Amenazas de Drogas 2017, la DEA señala a seis cárteles mexicanos como los más poderosos y de mayor influencia en territorio estadunidense. Aquí una radiografía de cada uno.

Ciudad de México

Los cárteles mexicanos son considerados por la Administración para el Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés) como una de las mayores amenazas para Estados Unidos, pues "no hay otros grupos que actualmente logren presionarlos", por lo que mantienen el control del cultivo, producción, importación y transportación de drogas en gran parte de los territorios mexicano y estadunidense.

TE RECOMENDAMOS: Chinos lavan dinero para cárteles mexicanos en CdMx: informe de la DEA

De acuerdo con el Reporte Nacional de Amenazas de Droga 2017 de la DEA, los cárteles mexicanos seguirán manteniendo "una dominante influencia sobre el total de la importación y distribución de la mariguana, cocaína, metanfetaminas y heroína en el mercado estadunidense", pues "actualmente no hay otra organización que posea la logística e infraestructura a nivel nacional que pueda rivalizar" con ellos.

Estos son los cárteles mexicanos que están en la mira de la DEA:


>> Cártel de Sinaloa

El cártel liderado por Joaquín El Chapo Guzmán, quien actualmente se encuentra en una prisión de Nueva York, es uno de los más antiguos y mejor establecidos en territorio estadunidense.

La DEA detalla que nació y se fortaleció en Sinaloa, pero ya controla las principales actividades de tráfico de droga en varias regiones de México, principalmente a lo largo de la costa del Pacífico, "adicional a esto mantiene la expansión internacional más grande, comparado con otras organizaciones criminales mexicanas", dice.

TE RECOMENDAMOS: Juez rechaza anular juicio de 'El Chapo' en Nueva York

Además de Guzmán Loera como líder principal del cártel, el informe destaca a Ismael El Mayo Zambada; Dámaso LópezEl Licenciado, quien fue capturado en mayo de este año en la Ciudad de México, y Rafael Caro Quintero como las cabezas de la organización.

Según la DEA, El Mayo Zambada y Rafael Caro Quintero, bajo las órdenes de El Chapo Guzmán, lideran células criminales asentadas en Phoenix, Arizona, desde donde se supervisa la distribución de drogas ilegales en la región.

"Las cabezas de estas células también coordinan la transportación de drogas ilegales desde Phoenix hacia varias ciudades estadunidenses donde otros cabecillas son responsables de recibir y distribuir los envíos en cada ciudad", dice el documento.

El cártel de Sinaloa distribuye grandes cantidades de metanfetamina, mariguana, cocaína y heroína en Estados Unidos y sus principales centros de distribución se ubican en Phoenix (Arizona), Los Ángeles (California), Denver (Colorado) y Chicago (Illinois).


>> Cártel de Jalisco Nueva Generación

A pesar de su reciente creación, el Cártel de Jalisco Nueva Generación es considerado por la DEA una de las organizaciones criminales más poderosas del país y de más rápido crecimiento tanto en México como en Estados Unidos.

"En 2016, la DEA reportó 26 investigaciones activas relacionadas a la jerarquía del Cártel de Jalisco Nueva Generación, mientras que en 2017, el número de investigaciones activas aumentó a 46", revela el documento.

TE RECOMENDAMOS: Cancillería extraditará a EU a 'El Cuini' cuando termine juicio de amparo

Sus líderes, Nemesio OsegueraEl Mencho; Abigael González ValenciaEl Cuini, capturado en 2015; y Jorge Luis Mendoza Cárdenas, La Garra, mantienen control de tráfico de metanfetaminas, cocaína, heroína y mariguana.

El informe señala que la rápida expansión del cártel "se caracteriza por las violentas confrontaciones de la organización con las fuerzas de seguridad del gobierno mexicano y cárteles rivales".

Este grupo criminal exporta cientos de kilogramos de metanfetamina desde Guadalajara hacia California, a través de puntos de cruce ubicados en Tijuana y, en Estados Unidos, sus principales puntos de distribución en Estados Unidos están en Los Ángeles, Nueva York y Atlanta.


>> Cártel de Juárez

Aunque debilitado, el Cártel de Juárez mantiene sus operaciones en Chihuahua y tiene como principales mercados las ciudades estadunidenses de El Paso, Denver, Chicago y Oklahoma, en donde trafica principalmente mariguana y cocaína, aunque recientemente ha aumentado su oferta y también distribuye heroína y metanfetamina.

TE RECOMENDAMOS: Cártel de Juárez, detrás de masacre en Chihuahua: comisionado

Actualmente, el Cártel de Juárez es liderado por Jesús Salas Aguayo Chuyín, detenido en 2015; Carlos Arturo Quintana Quintana, apodado Ochenta; y Julio César Olivas Torres, alias Sexto; y recientes informes de las autoridades indican que han aumentado sus cultivos de opio en distintas zonas de Chihuahua, incluso superando los cultivos de mariguana.

La DEA indica que esta organización "contrabandea mensualmente varios cientos de kilogramos de cocaína y varias toneladas de mariguana a través del área El Paso-Juárez" y regiones rurales al sur de Nuevo México y Texas.


>> Cártel del Golfo

Es una de las organizaciones de larga data dedicada al tráfico de drogas, pero en los últimos años "ha perdido fuerza y experimentado una rápida renovación de liderazgos".

La DEA identifica entre sus líderes a Juan Manuel Loza Salinas, El Comandante Toro, abatido en un operativo en abril de 2017; mientras que José Antonio Romo López, Don Chucho, y José Alfredo Cárdenas Martínez, El Contador, están en libertad.

TE RECOMENDAMOS: Así cayeron 'El Comandante Toro' y 'Pancho' Carreón

El cártel del Golfo tiene su base en Tamaulipas, donde controla el tráfico, principalmente, de mariguana y cocaína, aunque se ha expandido al contrabando de heroína y metanfetaminas.

"Debido a su influencia en el noroeste de México, el cártel del Golfo trafica la mayoría de la drogas por envíos a través de la frontera sur de Texas, en las zonas del Río Grande y la Isla del Padre", indica la DEA.

Un alto miembro del cártel enviaba 100 kilogramos de cocaína a Río Grande y Houston semanalmente, donde un familiar controlaba una célula que se dedicaba a la distribución.

TE RECOMENDAMOS: 'El Comandante Toro', abatido en Tamaulipas, escapó de al menos tres operativos

También mantiene puestos claves de distribución en Houston, Detroit y Atlanta.


>> Los Zetas

Esta organización también ha perdido influencia, debido al arresto de varios altos mandos como Óscar Omar Treviño Morales, El Z-42, y Juan Francisco Treviño Chávez, El Kiko, por lo que han perdido el control del corredor de Nuevo Laredo, donde "traficantes independientes tomaron ventaja del reducido comando y control de Los Zetas debido a pleitos internos".

Sin embargo, cuando se separaron del cártel del Golfo en el 2010, Los Zetas controlaban "el tráfico de drogas en la mayor parte del este, centro y sur de México"; ahora, retienen el control del territorio entre las fronteras de Del Río y del Lago Falkon, además mantienen una base de operaciones en Nuevo Laredo.

TE RECOMENDAMOS: Cártel del Noreste, clave en aumento de violencia en Tamaulipas

El reporte dice que la organización perdió influencia "debido a las presiones de cárteles rivales, el reforzamiento de la ley y los conflictos internos"; no obstante "mantienen el control del tráfico de cocaína, heroína, metanfetaminas, mariguana en los centros de distribución en Laredo, Dallas, Nueva Orleans y Atlanta".

Actualmente, Los Zetas están divididos en dos facciones rivales: el cártel del Noroeste, que representa un "cambio de marca" de Los Zetas originales, y Los Zetas Vieja Escuela, que es un grupo disidente.

Además de El Z-42, y El Kiko, la DEA considera a Juan Gerardo Treviño Morales, El Huevo, como el único dirigente en libertad.


>> Cártel de los Beltrán Leyva

Este cártel perdió fuerza tras el asesinato y arresto de sus líderes Alfredo, Arturo, Carlos y Héctor Beltrán Leyva; sin embargo, remanentes de la organización como Los Rojos, Guerreros Unidos, Los Mazatlecos y la Organización del Chapo Isidro aún operan en Guerrero, Morelos, Nayarit y Sinaloa.

La DEA reconoce como los principales líderes de esos grupos a Fausto Isidro Meza Flores, El Chapo Isidro; Juan Francisco Patrón Sánchez, El H2, abatido por la Marina en Nayarit en febrero de 2017; y José Luis Ruela Torres, líder de la organización homónima.

TE RECOMENDAMOS: Marina abate al 'H2', líder del Cártel de los Beltrán Leyva

"Aunque estos pequeños grupos funcionan autónomamente, todavía se les considera que están bajo la sombra del cártel de los Beltrán Leyva, a pesar de tener continuos conflictos entre ellos", dice el reporte.

La DEA indica que estos grupos operan a través de alianzas con el cártel Jalisco Nueva Generación, el Cártel de Juárez y Los Zetas, con el fin de acceder a las rutas de tráfico en la frontera suroeste de los Estados Unidos.

"Los miembros del cártel de los Beltrán-Leyva trafican principalmente con mariguana, cocaína, heroína y metanfetaminas, y mantienen los centros de distribución en Phoenix, Los Ángeles, Chicago y Atlanta", afirma.

El cártel surgió alrededor del 2008, luego de que los hermanos Beltrán Leyva se separaron del cártel de Sinaloa.


>>Guerreros Unidos, un foco rojo

A pesar de que el grupo Guerreros Unidos es de reciente formación, la DEA lo clasifica como una organización criminal "con un crecimiento preocupante".

Este grupo delincuencial surgió en 2011 como resultado de las múltiples rupturas dentro del Cártel de los Beltrán Leyva y, desde entonces, ha ganado influencia.

TE RECOMENDAMOS: ¿De dónde salieron los 'Guerreros Unidos'?

Actualmente opera en múltiples municipios de Guerrero, Morelos y Estado de México, sin embargo, aunque no se ha expandido a más entidades, su área de control está estratégicamente localizada a lo largo de conocidas rutas de tráfico de heroína.

"Los Guerreros Unidos mantiene una extensa red en los Estados Unidos para transportar y distribuir drogas ilícitas (principalmente heroína) en estados del sur, medio oeste y este", dice la DEA.



ALEC