'Don Chelo', el jefe de Puente Grande

José Luis Gutiérrez Valencia, quien controla ese penal para el Cártel Jalisco Nueva Generación, es padre de la pareja sentimental de Rubén Oseguera, 'El Menchito', hijo de 'El Mencho'.

México

José Luis Gutiérrez Valencia, El 77 o El Ojo de Vidrio, pero al que todo mundo conoce como Don Chelo, es el jefe del penal estatal de Puente Grande, en Jalisco.

Gutiérrez Valencia, quien en otro tiempo se hizo llamar Antonio Herrera Ochoa, fue arrestado en enero de 2010 en Puerto Vallarta. En aquel entonces las autoridades lo identificaron como miembro del cártel de Sinaloa, para el que alguna vez trabajó.

TE RECOMENDAMOS: 'Narcorreventón' del cártel Jalisco... en 'su' presidio

Hoy, este hombre controla el penal de Puente Grande para el Cártel Jalisco Nueva Generación, es padre de la pareja sentimental de Rubén Oseguera, El Menchito, hijo de El Mencho, líder de esa organización criminal.

Don Chelo tiene 45 años, es originario de Cotija, Michoacán, y fue detenido por la Procuraduría General de Justicia de Jalisco en Puerto Vallarta, el 12 de enero del 2010. Desde entonces está en Puente Grande.


Grupo MILENIO tiene en su poder un video de dos horas de una fiesta organizada dentro del penal por quien durante años ha mantenido el control de ese lugar.

La fiesta se realizó hace poco más de un año. Aunque no se tiene la fecha exacta, ocurrió entre diciembre de 2015 y marzo de 2016.

TE RECOMENDAMOS: "El Menchito", el hijo del capo que incendió Jalisco

En el video se puede ver a Don Chelo siempre rodeado de hombres que portan cangureras. Dos de ellos están al pendiente de lo que el jefe pueda necesitar. La fiesta fue amenizada por Los Buchones de Culiacán.

Según la Procuraduría jalisciense, al ser arrestado por policías estatales Don Chelo ofreció la cantidad de 46 mil 260 pesos en efectivo que llevaba consigo, pero los agentes policiacos se negaron a recibir el soborno.


El arresto tuvo relación con un evento del 7 de enero de ese año, en el que policías del estado fueron agredidos con granadas, resultando herido uno de los efectivos y dañado el vehículo oficial.

En el momento de su detención, Don Chelo tenía en su poder un pequeño arsenal: un lanzagranadas, un fusil AR-15, un fusil AK-47, tres pistolas calibre .38 súper, tres pistolas calibre 9 milímetros, 1 pistola calibre .25, 1 pistola calibre .380 y 5 granadas calibre .40. También 750 envoltorios de plástico transparentes con polvo blanco (presumiblemente cocaína) y 550 envoltorios de plástico transparentes con piedra base, al parecer también de cocaína.

Lo acompañaban dos menores de edad.

Hoy, enfrenta los siguientes cargos en dos procesos diferentes: corrupción de menores, portación de arma de fuego exclusivo, delitos contra la salud, y cohecho.