Dan en EU 18 años de cárcel a integrante del Cártel del Golfo

Una jueza condenó a Ediel López Falcón por traficar toneladas de drogas a ese país, además, le ordenó pagar una multa astronómica de 15 mil mdd, equivalente a los ingresos del grupo delictivo.

Washington

El narcotraficante mexicano Ediel López Falcón, ex miembro del Cártel del Golfo, fue condenado hoy a 18 años de cárcel y una multa astronómica por tráfico internacional de drogas.

El Departamento de Justicia estadunidense informó en un comunicado de que López Falcón, de 41 años, había sido condenado por introducir varias toneladas de cocaína y mariguana en el país.

El narcotraficante se había declarado culpable el pasado 3 de febrero ante la jueza federal que llevó el proceso, Barbara J. Rothstein, de las acusaciones que pesaban en su contra.

Además de imponer la pena de prisión, el tribunal ordenó a López Falcón pagar 15 mil millones de dólares de multa, informó Leslie R. Caldwell, responsable de la División Criminal de la Fiscalía General de Estados Unidos.

Dicha cantidad, según la fiscal, es equivalente a los ingresos brutos de la venta de drogas del Cártel del Golfo, desde sus principales centros de distribución a lo largo de la frontera entre Estados Unidos y México.

En el juicio, López Falcón admitió ser miembro del Cártel del Golfo, la organización delictiva más antigua de México y una de las más importantes del mundo, también conocida como "La Compañía", y haber sido el responsable de la distribución de numerosas toneladas de cocaína y marihuana de México a Estados Unidos.

Según lo admitido por López Falcón en su testimonio durante el juicio, el Cártel del Golfo mantenía un brazo armado, conocido como "Los Zetas" y formado por ex militares, que actuaban como sicarios para proteger el territorio de esta banda de la acción de grupos narcotraficantes rivales.

El narcotraficante mexicano admitió haberse involucrado directamente en la introducción de cocaína y mariguana en Estados Unidos y en el trasiego de los beneficios obtenidos de vuelta a México.

Durante la investigación, llevada a cabo por la oficina del Departamento Estadunidense Antidrogas (DEA) en Houston, se interceptaron conversaciones de López Falcón en las que hablaba con sus cómplices de la introducción de cargamentos de cocaína y mariguana, la compra de armas y de la forma de transportar el dinero obtenido con su venta a México.