Agrupa 28% de cárceles la mitad de reos del país: estudio

Datos del Centro de Investigación para el Desarrollo revelaron que el 44 por ciento de los internos dieron declaraciones sin un abogado.
Las cárceles.
De acuerdo a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en el país existen 242 mil internos en los 419 centros penitenciarios, poco más de 100 mil (40 por ciento) no han recibido condena en un proceso legal. (AP)

México

El 28 por ciento de las instalaciones del sistema penitenciario mexicano concentra a más de la mitad de los presos del país, dio a conocer un estudio de la Universidad Iberoamericana.

Las cifras basadas en datos del Centro de Investigación para el Desarrollo (Cidac), sostuvieron que 44 por ciento de los internos declaró sin contar con un abogado,  mientras que 65 por ciento no recibe atención médica si se enferma.

De acuerdo a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en el país existen 242 mil internos en los 419 centros penitenciarios, poco más de 100 mil (40 por ciento) no han recibido condena en un proceso legal. Los penales tienen un sobrecupo (hacinamiento) de 26 por ciento, mientras que 79 por ciento del total siguen un proceso del fuero común y 21 por ciento del federal.

Al respecto, la Ibero se comprometió a hacer frente a la crisis penitenciaria que atraviesa nuestro sistema por medio de una serie de peticiones formales que se turnarán a las autoridades competentes.

Para ello, la institución académica realizó el Seminario internacional de criminología y victimología en el que participaron académicos de casa, así como profesores e investigadores de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), del Instituto Nacional de Ciencias Penales (Inacipe) y de las Universidades de Valencia, Cádiz y la Javeriana de Bogotá.

Coincidieron con el Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública en que existe una crisis penitenciaria acelerada por el círculo vicioso de violencia estructural, así como la ausencia de criminólogos y especialistas en la materia.

Con respecto a la situación de las prisiones en México y la importancia de la reinserción social de quienes han cometido un crimen, José Luis Alba, académico de la Universidad de Valencia, quien realizó un comparativo entre prisiones mexicanas y españolas, afirmó que el estado de las primeras es “kafkiano”.

Representantes de la asociación civil Reinserta un Mexicano ofrecieron un testimonio sobre su experiencia en el ámbito de la readaptación, puntualizaron que el Estado mexicano ha olvidado su labor para reintegrar a los reos que han cumplido su condena a la sociedad, y ha relegado esa tarea a las organizaciones civiles, que, pese a sus esfuerzos, no pueden atender la totalidad de los casos.

Para ejemplificar este problema, la directora jurídica de la asociación, Fernanda Dorantes, precisó que Reinserta un Mexicano ha resuelto los casos de cinco mujeres, en una población que abarca hasta mil 800 prisioneras, muchas de ellas encarceladas sin pruebas suficientes y con múltiples errores en su proceso.

Por otra parte, en la discusión sobre victimología y tratamiento a las víctimas, tanto a las que se encuentran dentro de centros de reclusión y fuera de ellos, los ponentes hicieron referencia a los índices de violencia en México.

Elena Molina Cañizo, académica investigadora del Departamento de Derecho de la Ibero, destacó la importancia de la cultura en la creación de agentes criminógenos, y profundizó sobre la necesidad de ir más allá de la creación de penas y revisar las estructuras que permiten que el número de crímenes aumente.

Por último, el doctor Juan Federico Arriola, especialista en temas de derecho penal, concluyó que es necesario replantear el modelo penitenciario en México, y consideró a la iniciativa de elevar la pena máxima a secuestradores a 140 años como una medida sin sentido.