De 3 a 10 años de cárcel por extorsión telefónica en Veracruz

Recibe el congreso del estado, iniciativas en materia de seguridad pública.
La tecnología permite no tener que cobrar las llamadas entre zonas cercanas.
Llamadas para extorsionar serán catigadas con cárcel (Jorge Luis Menéndez)

Pánuco

En la iniciativa de decreto presentada ante el congreso del estado de Veracruz por el gobernador de la entidad Javier Duarte de Ochoa tiene penas de entre 3 y 10 años para castigar el delito de extorsión telefónica que en la entidad será considerado como engaño telefónico de acuerdo a la ley.

La iniciativa turnada a la comisión permanente de justicia y puntos constitucionales plantea modificar el código penal adicionando el artículo 173 DIS y el inciso S a la fracción del artículo 300 del código de procedimientos penales.

En esta iniciativa se advierte que el engaño telefónico es una de las conductas ideadas por delincuentes que se valen del temor y la angustia que causan a sus víctimas al amenazarlas con provocar daños a sus familiares, sus bienes o a terceros si no cumplen con las exigencias económicas que les hacen.

El documento informativo dado a conocer en un comunicado del congreso del estado y que indica que esta propuesta de reforma es en contra de quien, con el propósito de obtener lucro. A través de una llamada telefónica o cualquier otro medio telefónico pretenda engañar a una persona haciéndole creer que le va a causar daño y se aplicaran de 3 a 10 años de prisión y multa de quinientos mil días de salario