Capturan a asesinos de militante de Morena en Chiapas

Jorge Alberto Hernández Ríos y Marco Antonio Ovilla Aguilar confesaron haber perpetrado el homicidio en venganza ya que el médico los había despedido.

Chiapas

Jorge Alberto Hernández Ríos y Marco Antonio Ovilla Aguilar confesaron haber perpetrado el homicidio del médico Bernardo Hernández Tovar y su esposa Juana González Villalobos, ocurrido el pasado 6 de abril.

Los ex trabajadores del también militante de Morena en Chiapas, aseguraron que el asesinato fue en venganza porque el médico los despidió, dio a conocer la Procuraduría de Chiapas.

El crimen se llevó a cabo el domingo 6 del mes en curso, cuando los homicidas confesos aprovecharon que el médico de 70 años de edad abría el portón de su propiedad, para ingresar en un vehículo y obligar a la pareja a ingresar al inmueble.

"Minutos después obligaron a las víctimas a entrar a la casa de descanso y colocarse debajo de las esclareas, donde Marco Antonio Ovilla Aguilar disparó una escopeta calibre 16 milímetros que había conseguido con la única intención de perpetrar el crimen" precisó la dependencia estatal.

Según las investigaciones efectuadas por la Fiscalía Especial en Investigación del Delito de Homicidio, Jorge Alberto Hernández trabajó para el galeno hasta ser despedido en 2013 cuando su patrón se percató del robo de uno de sus vehículos.

"Además, ambos sujetos cuentan con antecedentes penales por el delito de robo con violencia, por el cual estuvieron recluidos en el Centro de Reinserción Social para Sentenciados El Amate", indicó la PGJ.