Dos camiones de la ruta 622 sí cuentan con permisos, asegura el delegado

Ayer se dio a conocer que un concesionario de esa ruta denunció hostigamiento hacia dos de sus choferes. 

Guadalajara

El hostigamiento que sufre un concesionario de la 622, podría terminar de una vez por todas, pues el delegado de dicha ruta reconoció que los camiones propiedad del afectado no son piratas, pues operan con permisos avalados por Sistecozome.

El delegado de la ruta 622, Jesús Arreola Ponce, aseguró en entrevista con Milenio Jalisco, que las unidades S-2240 y S-2300 sí están en regla.

TE RECOMENDAMOS: Denuncian hostigamiento a concesionario de la ruta 622

“Si cuentan con las concesiones tal cual lo marca la ley, por eso no son ilegales, lo que no entendemos es cómo Sistecozome les permitió operar en la ruta, de hecho son permisos que desde un inicio consideramos que nacieron de manera extraña”, dijo Arreola Ponce.

Por otro lado, el delegado negó que él hubiera dado la orden a otros choferes de que chocaran de manera intencional con las unidades en conflicto para que no pudieran levantar pasaje.

“Todo lo contrario, ellos son quienes han estado ocasionando accidentes, incluso intencionalmente con algunas unidades de nosotros, nosotros hicimos público el conflicto e incluso realizamos varias manifestaciones y ruedas de prensa, nosotros no reconocemos los accidentes ya que para nosotros esas unidades no pertenecen a la ruta”, agregó.

Finalmente, el delegado de la ruta 622, dijo que varios choferes han sido víctimas de agresiones por parte de los conductores que operan las unidades S-2240 y S-2300, pero reconoce que no tiene cómo probarlo, ya que los ataques han ocurrido fuera de los horarios laborales, y no se han presentado denuncias ante la autoridad por estos hechos.

“Nos han dicho los operadores que han sufrido agresiones, nosotros pensamos que son ellos, pero la verdad no tenemos cómo probarlo, pues los hechos han ocurrido siempre fuera del lugar de trabajo”, detalló.

Lo cierto es que, durante la tarde del miércoles, las unidades S-2240 y S-2300, pertenecientes a la 622, fueron chocadas de manera intencional por camiones de la misma ruta, el accidente más fuerte ocurrió en la calle Milán al cruce con avenida Terranova, con saldo de dos personas lesionadas.

GPE