Calcinados en Apodaca eran madre e hijo

Brenda Esmeralda Sandoval Velasco, de 25 años, murió por estrangulamiento; mientras que su hijo de 7 años, Carlos Eduardo Jáuregui Sandoval, falleció a raíz de un golpe en la cabeza.
Especial
Foto: Especial

Monterrey

Las dos víctimas calcinadas que fueron encontradas en una brecha del municipio de Apodaca eran madre e hijo, informaron las autoridades.

Éstos fueron identificados como Brenda Esmeralda Sandoval Velasco, de 25 años; y Carlos Eduardo Jáuregui Sandoval, de 7 años.

Según los resultados de la autopsia, la señora murió por estrangulamiento, mientras que el menor recibió un golpe contuso a la altura de la cabeza.

Los familiares que acudieron a reclamar los cuerpos fueron sometidos a análisis de ADN, con el fin de corroborar la identidad de los fallecidos y tratar de establecer pistas.

La Procuraduría de Justicia informó que la mujer se dedicaba al hogar y tenía su vivienda en la calle Chihuahua de la colonia Azteca, en San Nicolás de los Garza.

Las autoridades están a punto de descartar que el crimen esté relacionado con la delincuencia organizada, sin embargo, aún no se ha establecido el móvil del doble crimen y se desconoce si hay personas detenidas.

El asesinato de la mujer y su hijo fue descubierto la mañana del pasado miércoles en una brecha en la calle Orión, entre Fénix y Miguel Alemán, en la colonia Parque Industrial Multipark.